El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha dictado un auto en el que propone juzgar al excomisario de Barajas Carlos Salamanca por recibir dádivas y regalos de un empresario a cambio de prestar trato de favor en la frontera a ciudadanos guineanos.

Se trata de la Pieza 1 del macrocaso que investiga las actividades del comisario José Manuel Villarejo y que el juez decidió investigar por separado. Según la resolución de 21 folios a la que ha tenido acceso Vozpópuli, “entre los años 2011 y 2012, Francisco Menéndez Rubio -a quién el juez también propone juzgar por estos hechos- entró en contacto con Carlos Salamanca para que éste facilitara la entrada ilegal en territorio español de empresarios ecuatoguineanos vinculados a Gepetrol”.

La investigación ha determinado que estos ciudadanos extranjeros “carecían del visado pertinente” y que, “a cambio de la obtención de dádivas de elevada cuantía, prevaliéndose de su cargo como Comisario Jefe del Aeropuerto de Madrid-Barajas”, Carlos Salamanca concedió “de forma arbitraria la autorización administrativa pertinente, consistente en la expedición excepcional del visado en frontera, incumpliendo groseramente los requisitos legalmente establecidos en la, normativa aplicable”.

Regalos

Entre los regalos se incluyen coches de alta gama, viajes, invitaciones para asistir a partidos en el palco del Santiago Bernabéu o pagos en efectivo. El juez considera que Salamanca incurrió en un presunto delito de cohecho y contra los derechos de los ciudadano.

Por su parte, a Francisco Menéndez Rubio se le imputa un delito de cohecho, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y cuatro delitos contra la Hacienda Pública.