El líder de Unidas Podemos y candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha anunciado tras el fracaso electoral del 4 de mayo que dejará todos sus cargos en Unidas Podemos. Iglesias ha afirmado desde la sede de Podemos que su papel ya “no es útil” para su partido, y que se ha convertido en un “chivo expiatorio” para el crecimiento de la “extrema derecha”. A lo largo de todo el día en el partido morado se hablaba de esta posibilidad.

“La inteligencia política tiene que estar por encima de cualquiera consideración. Ser útil para Unidas Podemos es mi mayor aspiración, creo que es evidente que a día de hoy, no contribuyo a sumar. Por lo tanto, cuando la situación es esta, uno tiene que tomar decisiones sin contemplaciones. Dejo todo mis cargos, dejo la política entendida como política de partido. Seguiré comprometido con mi país, pero yo no voy a ser un tapón”, ha mantenido.

Iglesias ha reafirmado que Yolanda Díaz será su relevo en el Gobierno y en el partido. Ella tendrá la obligación de intentar hacer sobrevivir a Podemos después de la salida de su fundador y líder máximo.

Con respecto al resultado electoral y la victoria de Isabel Díaz Ayuso, el líder morado ha sostenido que “hemos conseguido una participación masiva en las ciudades del sur, y esto no se ha traducido en lo que buscábamos. Por el contrario, ha consolidado la victoria de la derecha trumpista”, ha afirmado Iglesias después de confirmarse que Unidas Podemos queda último partido en Madrid, con 248.000 votos.

“El éxito electoral de la derecha trumpista que representa Ayuso y la consolidación de vox es una tragedia”, ha insistido. “En términos estatales auguro que estos resultados van a agudizar los problemas territoriales. Nunca Madrid había sido tan diferente. Auguro que la deslealtad institucional de Madrid se va a intensificar”, ha cerrado el líder de Podemos, antes de abrazar a toda su cúpula, que le ha acompañado durante el discurso.

Antes de irse ha lanzado una indirecta a sus excompañeros de Más Madrid. “Hay que felicitar a Mas Madrid por su resultado, aunque la suma de toda la izquierda es insuficiente. Nuestro resultado, aunque hayamos mejorado, sigue siendo una suma insuficiente para ser una alternativa a la derecha”. Más Madrid, el partido fundado por Errejón tras la escisión de Podemos en 2019, ha ganado este martes por un puñado de votos al PSOE y se ha convertido en segunda fuerza en la Comunidad de Madrid.

Siete años al mando de Podemos

Iglesias fundó Podemos en enero de 2014 con otros compañeros, algunos de ellos ahora en Más Madrid. Ha sido el rostro visible de Podemos durante los últimos siete años, empezando con poner su cara en la papeleta de las elecciones europeas de ese año, en las que Podemos irrumpió con cinco eurodiputados. En diciembre de 2015, Podemos entró en el Congreso con 69 escaños, resultado que revalidó pocos meses después den 2016.

Tres años después, Iglesias logró salvar los muebles manteniendo la cuota de 35 diputados durante dos comicios, hasta alcanzar la vicepresidencia del gobierno tras el pacto con Pedro Sánchez. A partir de ese momento, sin embargo, su proyección fue cada vez a peor, hasta salir del Gobierno para intentar evitar que Podemos se quedara fuera de la Asamblea de Madrid. Con el anuncio de esta tarde, Iglesias afirma que va a dejar la primera línea de la política. Se cierra sin duda un ciclo en la política española.