El ex Jefe del Estado Mayor del Ejército, Julio Rodríguez, 'número 11' de la candidatura de Unidas Podemos a la Asamblea de Madrid, ha conseguido por primera vez en su carrera política entrar en una asamblea, en esta ocasión de la madrileña, al haber renunciado Pablo Iglesias a su acta como diputado electo.

Rodríguez rompe con el 'gafe' que le acompañaba desde 2015, y que parecía que tras estas elecciones seguiría creciendo, después de que Unidas Podemos obtuviera diez escaños y los votos le dejaran fuera. Pero la despedida de Iglesias de la vida política ha posibilitado que entrase en la Asamblea de Madrid.

'Gafe' desde 2015

El exJemad, de 63 años, llegó a Podemos en 2015 y su fichaje causó expectación por su condición de general y haber ostentado el mayo rango de la Defensa, después del rey, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Luego, el Ejecutivo de Mariano Rajoy le echó del Ejército "por actuar de forma partidista con sus manifestaciones" y aparecer con su uniforme en el nuevo partido.

Al quedarse en situación de retiro se presentó a las elecciones del 20 de diciembre de 2015 al Congreso de los Diputados como número 2 por Zaragoza y no logró ser elegido. Tampoco logró revalidar en las elecciones generales repetidas del 26 de junio el segundo escaño que Podemos había conseguido en Almería medio año antes, pese a que este vez ya fueron junto a Izquierda Unida.

Lejos de perder la confianza en él, Iglesias lo lanzó como secretario de Podemos en Madrid. Su trabajó no lució y además quedó manchado por la decisión de la alcaldesa, Manuela Carmena, y de su círculo más cercano de concejales de Podemos de no permitirle entrar en la lista de las elecciones municipales de 2019. Finalmente, Carmena se alió con Errejón y Podemos decidió no presentarse para no dañar la candidatura, que resultó fracasada tras perder el poder por la suma de las derechas.

No obstante, Iglesias siguió recompensándole y en los últimos 14 meses ha trabajado como jefe de su gabinete en la Vicepresidencia segunda y Ministerio de Políticas Sociales y Agenda 2030. De hecho, el líder de Podemos habló de él en el debate de candidato de Telemadrid como artífice del envío de la Unidad Militar de Emergencias a las residencias de ancianos durante el punto álgido de la pandemia.

Tras la decisión de Pablo Iglesias de dar batalla en Madrid, tenía claro que debía seguir sus pasos. Y así, después del pacto con Izquierda Unida (al que asignaron los puestos 3 y 10), otros fichajes externos y las primarias, Julio Rodríguez finalmente se colocó en el undécimo puesto de la papeleta.

Tras el resultado cosechado por Unidas Podemos en los comicios madrileños solo le quedaba que algún diputado que le antecedía renunciara a su cargo por algún motivo, y así pudiera por fin entrar en un Parlamento como diputado. Una opción que parecía remota y que se ha materializado tras la marcha de Iglesias.