PSOE

La gestora del PSOE sondea a los miembros del Comité Federal para evitar otra tormenta

Miembros de la gestora que conducirá al PSOE hasta el próximo congreso han comenzado a sondear a los miembros del Comité Federal para evitar una nueva tormenta que dé alas a Pedro Sánchez.

Imagen de un Comité Federal.
Imagen de un Comité Federal. EFE

Los fieles a Pedro Sánchez siguen convencidos de que si en el último Comité Federal la votación se hubiera planteado en los términos de “Rajoy sí, Rajoy, no”, hubieran salido claros vencedores. La sospecha de que puede volver a producirse una tormenta parecida en el máximo órgano del PSOE entre congresos antes de fin de mes, ha llevado a la gestora a tomar precauciones y a sondear el reparto de fuerzas con el objetivo de no correr riesgos. Esta vez, hay altas posibilidades de que antes de comenzar el comité, en Ferraz se sepa, pues, si puede salir adelanto o no la investidura del candidato del PP.

La gestora no quiere correr el riesgo de que el PSOE se parta en dos ante la investidura de Rajoy

Javier Fernández, al que algunos en su partido definen como “el hermano gemelo” de Mariano Rajoy por el parecido en su carácter, ha decidido actuar con cautela en las dos semanas que restarían hasta la sesión de investidura, con el objetivo de no dar oxígeno a Sánchez.

Nadie sabe de verdad en el PSOE si cuando Pedro Sánchez regrese con la familia de sus vacaciones en Los Ángeles habrá dejado allí la rabia que le provocó su desalojo de Ferraz o, por el contrario, volverá con ganas de guerra. Todavía hay una treintena de diputados que le apoyan y no han cambiado de bando. Son los mismos que este lunes se sorprendieron al escuchar al portavoz de la gestora, el andaluz Mario Jiménez, anunciar desde el cuartel general del partido que se había decidido confirmar a Antonio Hernando como portavoz parlamentario, con la engorrosa tarea de defender la abstención en la sesión investidura de Rajoy si ésta llegara finalmente a celebrarse dentro de dos semanas.

Hernando fue un contumaz defensor del ‘no’ a Rajoy después del 20D y el 26J –“Si el PSOE cambia de opinión, vamos a perder absolutamente toda nuestra credibilidad, uno de nuestros problemas”, pontificaba en julio– y ahora ha sido el elegido por la comisión gestora para sostener lo contrario. Fuentes cercanas a la anterior dirección interpretan esta decisión “como una señal clara de debilidad”, algo que se ratifica también en el bando contrario. “Sabemos que cualquier nuevo espectáculo de división interna solo servirá para dar oxígeno a Pedro Sánchez. De ahí que la prioridad sea ahora coser las heridas y firmar una paz ficticia que está siendo difícil de conseguir”, apunta un diputado que se define “neutral”. En esta lectura del paso dado este lunes por la gestora se ve en Antonio Hernando a un portavoz permeable a los dictados de la dirección de turno, como acabó reconociendo Mario Jiménez ante los periodistas: “Hernando ha sido siempre una correa de transmisión de la posición del partido…”.

Sin fechas para el Comité Federal

Mientras que a algunos diputados que siguen fieles a Sánchez les hubiera parecido razonable que Hernando, en las actuales condiciones, hubiera renunciado a jugar este triste papel, a otros, sin embargo, les parece la mejor garantía para arrastrar hasta el bando favorable a la abstención a quienes todavía consideran esta opción como una especie de sacrilegio.

La gestora dejó en su reunión otras huellas de la fragilidad con la que está conduciendo este proceso. Conocedora de que empieza a haber voces que cuestionan su legitimidad para tomar decisiones que vayan más allá de convocar el próximo congreso extraordinario, Jiménez dejó claro que la gestora como tal no propondrá al Comité Federal qué hacer con la investidura de Rajoy. No quiere romper su apariencia de neutralidad y tendrán que ser, pues, los barones que defenestraron a Sánchez los que defiendan en la reunión la conveniencia de una abstención como la vía obligada para evitar unas terceras elecciones.

Además, la gestora tampoco ha puesto todavía fechas ni a la reunión del consejo territorial ni al próximo Comité Federal. En contra de lo anunciado hace semana y media por su presidente, Javier Fernández, el primero es posible que no llegue ni siquiera a reunirse porque al no existir todavía consenso entre los barones, volvería a contemplarse la foto del cisma interno. En cuanto al comité, hay pánico en que se reproduzca un enfrentamiento como el del día 1, de ahí los contactos que ha empezado a tener la gestora con sus miembros.

El tiempo apremia y la gestora cree jugar con la ventaja de que la mayoría de los miembros del Comité Federal que son diputados y apoyaban a Sánchez, acabarán cambiando de actitud por temor a no ir en las listas en caso de nuevas elecciones. Algo parecido pasaría en el grupo parlamentario cuando llegara la hora de la votación en el Congreso, pues probablemente serían borrados de las candidaturas aquellos parlamentarios que no acatasen la disciplina de voto.

La gestora defiende su legitimidad defendiendo una neutralidad aparente ante el proceso de investidura

Por si fuera poco el lío, a la gestora le ha salido una calentura con la iniciativa tomada por el alcalde del ayuntamiento granadino de Jun, de recoger firmas entre la militancia a favor de la convocatoria urgente de un congreso. No existe certeza de que el censo utilizado respete todas las garantías, pero el daño de imagen causado en el supuesto de que llegara a conseguir el número de adhesiones previstas en los estatutos, sería bastante serio, se reconoce en el PSOE. Y ya dice tener alrededor del 70%.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba