La Fiscalía ha decidido respaldar a José Luis Martínez-Almeida. El ministerio público ha pedido al titular del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid que archive la causa contra el primer edil del Ayuntamiento. Según ha anunciado este jueves, se ha adherido al recurso presentado por la representación legal del dirigente del PP y del concejal de Medio Ambiente y Movilidad Francisco Borja Carabantante.

En concreto, ha solicitado que se dejen sin efecto las respectivas comparecencias previstas para el próximo 23 de mayo por la presunta comisión de un delito de prevaricación relacionado con la decisión de mantener cerrados al público varios parques y jardines de la capital.

El ministerio público ha argumentado que tanto la denuncia inicial como el auto incoado por el juez "no aclaran la resolución concreta que sería presuntamente arbitraria y en segundo porque se desconoce las personas que dictaron dicha resolución, al margen de que el consistorio sí esté habilitado a juicio de la Fiscalía  para adoptar dicha  decisión".

Pide mantener los parques cerrados

La Fiscalía no ha apreciado en la resolución de mantener cerrados al público los parques y jardines de la capital dictada por las personas denunciadas "datos que permitan inferir que contradicen la norma de forma patente y grosera o desborden la legalidad de un modo evidente, flagrante y clamoroso, o muestren una desviación o torcimiento del derecho de tal manera grosera, clara y evidente que sea de apreciar el plus de antijuridicidad que requiere el tipo penal". En este sentido, ha pedido al juez que rechace la medida cautelar de reabrir los parques y jardines cerrados al público requerida por el denunciante.

El abogado José Luis Mazón, que interpuso la denuncia ante el Juzgado, alegó que el Ayuntamiento no era competente para cerrar un parque por coronavirus. Según precisó, solo podía hacerlo en caso de tormentas. A su juicio, "lo recomendable" durante la pandemia es que los parques estén "abiertos para facilitar el paseo en espacios verdes". La versión del letrado es que la decisión del equipo de Martínez-Almeida ha provocado aglomeraciones "en el trazado irregular de las calles estrechas que caracterizan el plano de Madrid".