Los trámites para sacar adelante la 'ley trans' siguen su curso y la división del movimiento feminista ante la nueva norma se ha trasladado a todos los ámbitos. También al televisivo. UGT RTVE ha trasladado una queja al Observatorio de Igualdad y a la Comisión de Igualdad contra Playz, el canal con el que la cadena pública pretende captar audiencia entre la generación Z.

En plena escalada de tensión entre PSOE y Podemos, las dos fuerzas que conforman el Gobierno, el sindicato da un paso al frente y carga contra "los mensajes y valores que se transmiten a través de la programación de este canal".

"De nuevo el canal Playz nos deleita con un debate de la llamada 'ley trans' no solo desequilibrado en cuanto a las posiciones de las personas invitadas, sino que además se incluyen intervenciones que en vez de fomentar el diálogo y la reflexión incitan al odio y la violencia contra las feministas que cuestionan el borrador de la ley. No es la primera vez que las etiquetan de TERF (feminista radical trans-excluyente) como insulto, denigrándolas y, esta vez, directamente incitando a la violencia contra ellas", denuncian desde UGT.

Debate sobre la 'ley trans'

Desde las filas del sindicato ponen de ejemplo una de las intervenciones que se realizó en el programa Gen Playz, donde se habló de algunos de los puntos más polémicos de la ley como el acceso al tratamiento hormonal a partir de los 16 años sin el consentimiento de los padres, el derecho a la libre determinación de género sin estudios psicológicos o la participación en competiciones deportivas en función del sexo registrado y no del biológico.

"Que no quiero gritar, pero tú piensas, tú conectas los puntos entre sí, quien te habla de estas mierda por las calles y no se les pega, como se debería, ya basta. Hay opiniones a silenciar", recoge UGT sobre una de las intervenciones. "Explica que tiene 'unas ganas enormes de plantar la polla frente a la cámara' porque está seguro de que "en la mesa hay gente que querría verla'", denuncia UGT.

Entre los invitados estaban la escritora y filósofa Elizabeth Duval, cuya colaboración es frecuente en el programa; la jurista y cofundadora de las Juventudes Feministas de España Laura de la Fuente; el trabajador social y sexólogo Isidro García; la abogada Nuria González y Curro Peña, doctor en Derecho y fundador del blog Queerídico.

En Playz se confunde el acercamiento a la juventud con defender contenidos que cruzan la línea roja de los valores que deben transmitirse desde la tele pública

"En los contenidos de Playz se confunde el acercamiento a la juventud y el empleo de un lenguaje menos convencional con defender contenidos que cruzan la línea roja de los valores que deben transmitirse desde la radiotelevisión pública. Todo ello sin olvidar que quienes protagonizan mayoritariamente estos contenidos son varones", señalan desde UGT. Y reivindican un estudio sobre los valores que transmite el canal con el fin de emitir "contenidos más responsables".

En noviembre de 2020, el mismo sindicato aplaudió la publicación de una Guía de Igualdad por parte de RTVE. Uno de los apartados de la guía defiende que se preste "especial atención" en los contenidos infantiles y juveniles, sobre todo, en los canales temáticos Clan y Playz "para que las niñas tengan modelos positivos como referente y promover modelos igualitarios para menores y jóvenes".

El programa se defiende

Inés Hernand, presentadora del programa Gen Playz, defendió a través de sus redes sociales que "como equipo trabajamos diariamente para mejorar y subsanar todos los errores que se van cometiendo en otros programas, no solamente en este. Me parece que un boicot de estas características requiere un poco de vuestra colaboración".

Elisabeth Duval, colaboradora del programa, coincide que en hay un "boicot" y defiende el formato.

Algunos jóvenes trans que apoyan el programa han cargado a través de Twitter contra UGT, organización a la que han tachado de "chiringuito del PSOE". Por otro lado, el sindicato Solidaridad surgido al alero de Vox también se ha hecho eco de la polémica para afear al sindicato su orden de prioridades.

"A UGT no le importa la falta de ayudas a los autónomos, los ERTE que no se cobran o la competencia desleal que sufren nuestros agricultores. A ellos les preocupan las opiniones vertidas sobre la 'ley trans' en un canal que no ve nadie", critican.