Ciudadanos se ha despertado este martes con una marcha sorprendente en Asturias, la de su secretario de Finanzas, Diego Busto, quien hace apenas tres meses entró en el comité autonómico que dirige Ignacio Cuesta. El coordinador naranja en la localidad de Pravia se ha dado de baja de Cs junto a los otros tres ediles municipales y toda la agrupación local, que cuenta con una veintena de afiliados.

La novedad de este inesperado adiós es que se trata de un dirigente que entró en la dirección regional a principios de este año con la vitola de 'oficialista' y en el que se felicitaba por el "buen equipo" que se había formado en esta comunidad autónoma en torno a Cuesta. Hasta ahora, las deserciones y bajas de las últimas semanas eran en su mayoría militantes y cargos con una larga trayectoria a sus espaldas en el partido.

La situación es tan esperpéntica, en opinión de fuentes de la formación naranja en el Principado, que los líderes de Cs Asturias presentaron al tesorero hace diez días al secretario nacional de Organización, Borja González, cuando este último presidió una asamblea en Asturias abierta a los afiliados.

El hasta ahora secretario de Finanzas de Cs Asturias era uno de los cuatro concejales del partido en Pravia, quienes se han marchado en bloque al Grupo Mixto como concejales no adscritos. Las citadas fuentes aventuran que el anuncio de este martes es una parada intermedia antes de pasarse al Partido Popular en el medio plazo.

Cs Asturias critica las fugas

Ante la dimisión de los cuatro concejales, Cs Asturias explicó en un comunicado que la decisión se la había comunicado esta mañana el portavoz de Cs Pravia, Alberto Morán, al secretario regional de Organización, Sergio García, sobre el que pesa la sospecha de haber falsificado su currículum en la web del partido, tal y como desveló Vozpópuli.

"La dirección regional de Ciudadanos lamenta la decisión adoptada por los cuatro ediles, decisión que respeta pero que en ningún caso comparte, al igual que sus motivos, y recuerda la obligatoriedad, tal y como recoge el código ético de Ciudadanos de hacer entrega del acta al partido con el que concurrieron a las elecciones, y cuyo programa se comprometieron a defender y respetar", señaló el comité autonómico.

En opinión del equipo dirigente, los vecinos de Pravia que votaron sus respectivas candidaturas, "se merecen que la propuesta de Ciudadanos tenga continuidad en el concejo, a través de otros representantes".