La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha pedido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que no juegue con la vida de las personas, después de que la jefa del Ejecutivo madrileño atribuyera a la "factoría de Moncloa" la idea de que Madrid ahora mismo es solo turismo de borrachera.

Estas declaraciones de Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se producen a raíz de que la dirigente madrileña condenara ayer el relato que se ha trasladado a la sociedad desde "la factoría de La Moncloa" y que intenta "seguir alimentando la preocupación de los ciudadanos" con la imagen "de un francés bebiendo".

En opinión de Díaz Ayuso, el problema no es que un francés acuda a Madrid a beber, sino que el Gobierno no vigile que no lo hace estando contagiado. Una queja que ha expresado en varias ocasiones la presidenta madrileña porque no se les pide a los viajeros cuando llegan a Barajas que acrediten que se han realizado la prueba PCR y que esta es negativa.

La Portavoz del Gobierno ha comenzado diciendo que desde la mesa del Consejo de Ministros no entran en "polémicas, ni provocaciones de otros ámbitos, en este caso de la Comunidad de Madrid". Pero esta declaración de intenciones de no polemizar ha ido seguida de un ataque al reprochar a Díaz Ayuso que las normas a las que ella se refiere son las que rigen a nivel internacional.

"Estos temas son muy serios, no se juega con la vida de las personas ni tampoco se hacen juegos de palabras, por lo menos de mi no lo van a escuchar", ha espetado.

No obstante, acto seguido ha considerado que lo importante es que todos remen en la misma dirección para reducir la expansión del virus que, según ha precisado, pasa por disminuir los contactos sociales y restringir la movilidad para que no produzca contagios en las personas mas vulnerables.

Ha recordado que el decreto de alarma que da amparo a las actuaciones de las CCAA permite un sistema de "cogobernanza" y ha resaltado que con esta medida algunas CCAA "son más restrictivas que otras a la hora de aplicar las medidas, desde el toque de queda hasta la capacidad de tener abiertos determinados establecimientos", en claro reproche a que Madrid no es de las autonomías restrictivas.

Niega la dicotomía entre salud y economía

Montero ha añadido que todas las CCAA "están haciendo este planteamiento más restrictivo" porque han aprendido durante esta pandemia que "es mentira que haya una dicotomía, una falsa polémica, entre salud y economía puesto que cuando hemos controlado la expansión del virus hemos tenido mayor crecimiento económico".

También esta afirmación iba contra la defensa que ha realizado la presidenta madrileña de las decisiones adoptadas para mantener abierta la hostelería y otros establecimientos con el fin de movilizar la economía, alegando que sus medidas económicas no son contrarias a la salud.

Según Montero, la prueba de que esto no es así ha sido lo ocurrido en el tercer trimestre de 2020 donde, ha afirmado, "afortunadamente tras tener medidas muy restrictivas tuvimos cierta capacidad de tener mayor flexibilidad en la apertura de la actividad económica".

No todo sirve para escurrir el bulto

Por ello, la Portavoz del Ejecutivo ha advertido, en clara referencia a Isabel Díaz Ayuso aunque sin citarla, de que "no todo sirve para la confrontación, no con todo se puede intentar escurrir el bulto o echarle responsabilidades a otras administraciones".

A pesar de haber cargado contra la presidenta madrileña, Montero ha recalcado que no se va a escuchar ningún reproche "de boca de este Gobierno", que va a seguir invitando a que todos vayan "juntos de la mano", y a que se adopten las medidas y las actuaciones coordinadas que en materia de salud pública dicta el Consejo Interterritorial.

Ha pedido, además, que "no se generen dudas sobre las aplicacioens aprobadas por el Consejo interterritorioal o que se cree cierto desasosiego a la ciudadanía o incluso un cierto descreimiento que haga que los ciudadanos relajen la aplicación de las medidas".

Según la titular de Hacienda se está "al final de esta pandemia" y pide capacidad para transitar este periodo "sin consolidar los repuntes" que se han producido en los últimos días. En este sentido, ha expresado su deseo de que la pandemia transcurra de forma descendente para que cuando la vacunación abarque el 70 por ciento, que ha situado para el verano, se pueda "dar por superada" la pandemia.

También ha realizado un llamamiento a la ciudadanía para que no relajen las medidas y que no ocurra como en otras fechas festivas, como la Navidad, en las que se ha tenido que lamentar un incremento en la incidencia acumulada. Montero ha querido agradecer especialmente el comportamiento ejemplar de la mayoría de los jóvenes a pesar de la "fatiga pandémica".

"Nos queda ya menos, poco, empezamos a ver la luz al final del tunel y tenemos que ser capaces de recorrerlo sin que tengamos que lamentar pérdida de vidas humanas", ha concluido.