Goteo de bajas importantes en Ciudadanos Granada ante el "atrincheramiento" de Luis Salvador en la alcaldía de la capital. La que fuera coordinador provincial hasta hace un par de meses y concejal de Otura, María Jesús Aguilera, ha abandonado la formación naranja en las últimas horas junto a la actual secretaria de Acción Institucional y concejal en Jun, María Amparo Siles, según explicó la primera a Vozpópuli.

También han roto el carné de Ciudadanos el concejal de Monachil, Enrique Valenzuela, que se suman a las bajas de los concejales naranjas de Campotéjar. Y ha abandonado la formación naranja Juanmi Perea, el afiliado más antiguo en la provincia de Granada, máximo responsable de los jóvenes de Cs en Andalucía durante varios años y que hasta hace unos meses dirigía el Instituto de la Juventud en la provincia.

"He esperado a que Luis Salvador diese un paso atrás, que entrara en razón. Es una locura lo que está haciendo", afirma Aguilera, quien seguirá como concejal en el grupo de los no adscritos hasta el final de la legislatura, al igual que el resto de representantes naranjas que se han dado de baja, porque quiere seguir ayudando a sus vecinos y no tiene a nadie quién la reemplace. "Mis números dos y tres se dieron de baja", subraya.

Siles, por su parte, asegura a este periódico que llevaba varios meses pensando dar este paso, pero que solo ahora ha sido cuando se ha decidido por una "obligación moral" ante la "vergüenza y bochorno que está dando el partido con la imagen de Granada".

"El caos de Granada era previsible y lo podían haber evitado. Estaban avisados de ello", hace hincapié la ya exsecretaria de Acción Institucional en la provincia, quien este jueves por la tarde asistió al pleno del ayuntamiento de Jun en el que comunicó la decisión al resto de compañeros de la corporación municipal.

Imagen "bochornosa" de Granada

En las últimas semanas se está produciendo una importante caída en la afiliación de Ciudadanos en Granada "ante la deriva que ha tomado el partido” y la imagen "bochornosa" que se está dando ante la ciudadanía, a juicio de uno de los que se han marchado.

“No podemos seguir en un partido donde sus dirigentes se agarran a la silla a cualquier precio, faltando a la palabra dada y mintiendo a los ciudadanos. No reconozco a mi partido“, subraya otro concejal que se ha dado de baja.

"Es momento de sumar y construir. Los ciudadanos necesitan certidumbre y estabilidad, y Cs se ha convertido en un problema para el futuro de nuestro país. No puedo ser cómplice de esta deriva ni puedo defender que los dirigentes de Cs antepongan sus intereses personales al de los ciudadanos”, prosigue en alusión al regidor de Granada y al respaldo que tiene del líder naranja en Andalucía, Juan Marín, y de la dirección nacional.

Estas bajas importantes dentro de Cs Granada tienen en común que eran afines a Salvador hasta hace pocos meses, un hecho que confirma la pérdida de apoyos que está sufriendo el alcalde nazarí en las últimas horas tras el portazo de dos de los cuatro ediles del consistorio -Manuel Olivares y Lucía Garrido-.