El líder de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado que acudirá el lunes a Ceuta a pesar de la prohibición del Gobierno, que ha denegado la celebración de un acto de su partido. La Delegación del Gobierno en Ceuta ha justificado la decisión por el "riesgo para la seguridad" al detectar la convocatoria de movilizaciones de colectivos "antifascistas" contra la presencia de Abascal en la ciudad autónoma.

Sin embargo, tal motivo no ha sido suficiente para Santiago Abascal, que cuestiona que existan precedentes de este tipo en España. "Sea como sea, mañana estaré en Ceuta", ha anunciado el líder de Vox en un tuit este domingo.

El mitin de Vox había sido para este lunes en la Plaza de los Reyes a las 20.00 horas. En paralelo, diversos colectivos han llamado a movilizarse a través de las redes sociales para "dar la cara contra tanto facha".

"Tras conocerse la existencia de varias concentraciones convocadas para la próxima semana y ante la posibilidad de que estas movilizaciones supongan un riesgo para la seguridad ciudadana da la actual situación de nuestra ciudad se ha resuelto prohibirlas", ha comunicado la Delegación del Gobierno en Ceuta.

A juicio de la Delegación, en la coyuntura en la que se encuentra Ceuta, con casi mil menores marroquíes de los que entraron irregularmente entre el lunes y el miércoles acogidos y cientos de personas deambulando aún por las calles, "todos debemos aunar esfuerzos para recuperar la normalidad".

"No es momento de tensar más la situación y crispar la pacífica convivencia de los ceutíes", ha entendido la institución, que ha hecho un llamamiento "a toda la ciudadanía" para que actúe "con responsabilidad".

Vox recurrirá la decisión

Vox Ceuta ha anunciado este domingo en un comunicado que recurrirá ante la Justicia la cancelación del acto con el presidente nacional de la formación, Santiago Abascal, previsto para este lunes en la Plaza de Los Reyes.

El partido ha criticado esta decisión adoptada por la Delegación del Gobierno y asegura que se trata de "un acto dictatorial y arbitrario" que "sólo busca silenciar a Vox".