El Banco Santander ha comunicado a sus empleados que su remuneración variable se verá reducida hasta en un 50%. Tal y como adelanta El Confidencial, este hecho viene motivado por los malos resultados de 2020, en donde la entidad de Ana Botín perdió 8.771 millones de euros.

Este recorte en el bonus de los empleados del Santander es, según apunta El Confidencial, el mayor que se ha aplicado hasta la fecha en el banco. Antes, en 2011, ya se produjo un descenso en la parte variable de la plantilla, pero entonces el recorte fue de un 20%.

Hay que matizar que la rebaja en la parte variable no será para todos igual: dependerá del área y del desempeño de cada banquero. De hecho, las fuentes consultadas por el medio que publican la información destacan que habrá trabajadores que no van a recibir ningún bonus.

La cúpula ya renunció a la mitad de su salario de 2020

Este recorte en el bonus de la plantilla se suma al reajuste salarial de la presidenta, Ana Botín, y del CEO, José Antonio Álvarez. En concreto, al poco de iniciar la pandemia provocada por la covid y la posterior crisis económica, ambos se rebajaron el sueldo a la mitad. Además, los consejeros no ejecutivos también sufrieron un descenso en la compensación del 20%.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.