BNP Paribas sigue negociando las condiciones para sindicar el crédito de 1.800 millones de euros que IFM va a usar para financiar la Oferta Pública de Adquisición de (OPA) sobre Naturgy. Los términos todavía no están completamente cerrados, pero ya hay un primer esquema de cómo se distribuiría la financiación entre las entidades participantes.

Según fuentes consultadas por Vozpópuli, en un principio BNP asumirá la mitad del crédito, unos 900 millones. La otra mitad, según el citado planteamiento, se repartiría a partes iguales entre Santander y Caixabank con un 25% cada uno. Es decir, 450 millones por banco.

Con este primer planteamiento, BBVA se quedaría fuera del 'pool', pero lo cierto es que las conversaciones siguen en marcha y puede haber cambios. Las diferentes fuentes consultadas apuntan a un plazo de entre dos y tres semanas antes de completar las negociaciones. La operación ha despertado un gran apetito en el mercado y son varias las entidades que han levantado la mano para hacerse un hueco, si bien, como ya desveló este diario, la idea es que la sindicación del crédito se haga entre un número reducido de bancos.

El simbólico papel de Caixa

La participación de Caixabank en la financiación, cuyo principal accionista es Criteria, tiene una lectura muy positiva a ojos de IFM. El fondo australiano ya ha dejado claro que quiere a Criteria, primer accionista de la energética con el 24,8% del capital, como compañero de viaje en esta inversión que se prevé que dure décadas. Ni Criteria ni Caixabank han opinado formalmente sobre la oferta.

El brazo inversor de la entidad financiera, presidido por Isidre Fainé, tiene todavía que decidir si se desprende o no de una parte de su participación. A este respecto, cabe recordar que la oferta del fondo australiano, que ofrece 23 euros por título de la compañía, va dirigida principalmente a los accionistas minoritarios de la compañía. El éxito de la operación está supeditado a una aceptación del 17% del accionariado. CVC y GIP ya han dicho que no venden.

BNP, además de principal financiador, es también asesor del fondo junto a Credit Suisse y Linklaters. Naturgy se ha armado con Citi Freshfields para el proceso. La compañía que preside Francisco Reynés todavía no ha hecho pública su opinión sobre la oferta y no está obligada a hacerlo hasta que no arranque el periodo de aceptación.