El sector de la hostelería ya ha hecho por sí mismo los cálculos del dinero que debería recibir de los 11.000 millones que el Gobierno ha puesto sobre la mesa. Pese a que en el Ejecutivo todavía no han decidido ni dónde se cargarán estas ayudas ni a quién beneficiarán, la patronal Hostelería de España considera que, al menos, un 35% del total debería ir destinado al rescate de este sector.

Se trata de una estimación que han realizado los técnicos de la asociación en base a los trabajadores que actualmente figuran en el sector, más de 1,4 millones en 2020 (1,1 son indefinidos y más de 300.000 temporales). De todos ellos, a cierre de febrero 450.000 empleados del sector hostelero estaban en ERTE.

Así, el cálculo de Hostelería de España arroja una cifra clara: 3.771 millones de euros que reclama al Gobierno en forma de ayudas directas para los propietarios de los bares, restaurantes y alojamientos. Se trata, según su petición, de otorgar 3.000 euros por cada trabajador indefinido o autónomo y otros 1.000 euros por cada empleado temporal.

"El cálculo es muy sencillo, si hay 11.000 millones sobre la mesa, hay que aprovecharlos ya", explica el director general de la patronal, Emilio Gallego, en conversación con Vozpópuli. Una propuesta que ya han comunicado al Ejecutivo y que este mismo miércoles pondrán sobre la mesa de manera formal en una reunión con la Secretaría de Estado de Turismo.

¿Y quién financiaría las ayudas? Según la propuesta de la patronal, la ayuda se abonaría en dos pagos al 50% y estaría financiada al 50% por el Estado y el otro 50% por las comunidades autónomas.

Ayudas a la hostelería por comunidad

Así, siempre según la petición de los empresarios, las ayudas se repartirían "de forma proporcional" al empleo existente en cada comunidad autónoma. De este modo, y en base a los datos facilitados por Hostelería de España a este periódico, las comunidades en las que más dinero se destinaría a los hosteleros serían Andalucía (630 millones), Cataluña (612 millones), Madrid (508 millones) o la Comunidad Valenciana (414 millones).

En el caso de Baleares, la cifra ascendería a 198 millones, seguida de otras como Galicia (184 millones), Castilla y Léon (170 millones), País Vasco (160 millones) o Castilla-La Mancha (110 millones). Son, explican, ayudas directas "complementarias" a las prórrogas de los ERTE o ICO aprobadas por el Gobierno, así como las ayudas directas derivadas a las comunidades "que por el momento no llegan a los 750 millones de euros", explican desde la patronal.

Pérdida de empleos en febrero

Con todo, la propuesta de la patronal llega tras el cierre de uno de los meses más complicados para el sector en cuanto a datos de empleo. En concreto, según las cifras publicadas por el Ministerio de Trabajo, el número de trabajadores del sector de la  hostelería que se encuentran en situación de ERTE ha experimentado "una fuerte  subida" el pasado mes de febrero, aumentando en más de 100.000 personas afectadas. Son, en total, cerca de los 450.000 trabajadores, pertenecientes a las actividades de  restauración y alojamiento, y suponen la mitad de todos los empleados en ERTE en España.

Asimismo, según los datos de afiliación facilitados por el Ministerio, el número de  trabajadores afiliados en el conjunto de la hostelería descendió un 2,1%, respecto a  enero, lo que supone una caída de en torno a 27.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social.

"La situación es dramática y los datos de empleo que hemos conocido al cierre de febrero lo demuestran", insiste el secretario general de Hostelería de España, que recalca: "Las empresas están emitiendo llamadas de auxilio. Muchos de los ERTE van a convertirse en desempleo, cuando los trabajadores vuelvan a las empresas, no van a existir. Está en riesgo las empresas", reseña Gallego.