El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que "en las próximas semanas", pero sin concretar cuándo, el Gobierno va a aprobar un paquete de 11.000 millones de euros para pymes, empresas y trabajadores autónomos.

El jefe del Ejecutivo ha hecho este anuncio en su comparecencia ante el pleno del Congreso de los Diputados para informar de la actual situación de la pandemia de la covid-19 y la aplicación del estado de alarma decretado en noviembre.

El líder socialista ha comenzado su intervención pidiendo "unidad" a la Cámara. "Cuando doblamos la última curva de la pandemia, cuando nos encaminamos a la recta de salida de esta emergencia económica y social; quiero hacer un llamamiento a la unidad", ha dicho.

Sánchez ha afirmado que después de "un año largo de parón económico de consecuencias sociales y enormes estragos en el tejido productivo y también en el empleo", la sociedad española está "exhausta y espera de la política humanidad, responsabilidad y generosidad".

Este paquete de ayudas irá destinado a los sectores especialmente afectados por la crisis, como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio.

Pocos minutos después del inicio de la sesión, Sánchez ha asegurado que haría un anuncio relevante, que finalmente ha consistido en que el Gobierno aprobará próximamente, sin determinar la fecha, "un paquete adicional de 11.000 millones de euros para nuevas actuaciones destinado a empresas, pymes y autónomos".

Sánchez anuncia ayudas a sectores más afectados

En concreto, el socialista ha explicado que este paquete de ayudas irá destinado a las empresas y autónomos de sectores especialmente afectados por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus. Sectores como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio.

Según el presidente del Gobierno, se trata de "una cantidad importante de recursos para seguir apoyando en las duras semanas que hay por delante a sectores que están en una situación extremadamente compleja". 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Europa Press.

El socialista ha destacado, además, que desde el inicio de la pandemia, el Ejecutivo ha comprometido en recursos el 20% del PIB en "un ejercicio de protección nunca antes visto", entre financiación a través de los avales públicos del ICO, el sistema de protección de empleo de los ERTE y transferencias a las comunidades autónomas.

"Solo el pago de los salarios de los ERTE y las prestaciones asciende a unos 40.000 millones de euros de ayudas directas", ha indicado durante el pleno.

Por otro lado, ha señalado que las transferencias a las comunidades autónomas desde el inicio de la pandemia supera los 24.000 millones de euros, creadas para reforzar la atención sanitaria pero también, ha continuado, para inyectar ayudas directas al ser las administraciones más cercanas y conocedoras del impacto de las restricciones aplicadas y, por tanto, las compensaciones que se debían derivar de ellas.

El jefe del Ejecutivo ha aprovechado la ocasión para volver a defender las medidas económicas adoptadas por su gobierno durante la crisis, que comenzó hace casi un año.

Así, el jefe del Ejecutivo ha aprovechado la ocasión para volver a defender las medidas económicas adoptadas por su gobierno durante la crisis, que comenzó hace casi un año.

Han "protegido" a las empresas

Según Sánchez han "protegido" a las empresas con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), y han "respaldado" a las familias "vulnerables".

"La recuperación económica es una promesa, una esperanza firme. Se ha hecho un ejercicio de protección no visto antes en este país", ha añadido para anunciar su última medida.

Además, promete "reforzar la solvencia de sus balances", así como impulsar que puedan "retomar su actividad, hacer las inversiones necesarias y contratar a los trabajadores para reiniciar la actividad económica".

 Admite que la primera 'desescalada' fue demasiado rápida

Además de anunciar la medida económica, el presidente del Gobierno ha admitido ante la Cámara baja que la 'desescalada' de la primera ola de la covid fue demasiado rápida y ha aseverado que puede servir de lección para que se asuma como propia la necesidad de evitar una cuarta ola.

"La cogobernanza, que ha funcionado bien en todos los ámbitos, pudo funcionar mejor en esa primera 'desescalada'", ha añadido para asegurar que se debe "aprender de los aciertos y de los errores y así evitar fallos futuros".