El Gobierno tiene previsto destinar 4.659 millones de euros a impulsar la digitalización de al menos de 1,35 millones de pequeñas y medianas empresas (pymes), una cifra que podría llegar a elevarse hasta el millón y medio, lo que dejaría una inversión media de 3.000 euros para cada una de estas compañías.

Según se recoge en el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 que ha elaborado el Ejecutivo, el objetivo es conseguir digitalizar al menos un 47% del total de pymes que hay en el país (1,35 millones de los 2,87 millones que existen y que equivalen al 99,8% del tejido productivo). Para ello utilizará los fondos procedentes de la Unión Europea para la recuperación del país, de los que España recibirá 150.000 millones.

El plan se estructura en cuatro ejes de actuación, compuesto cada uno de ellos por distintas líneas de acción. El primero de ellos, coordinado y ejecutado por el Ministerio de Economía, es el más potente, con una dotación presupuestaria de 3.118 millones de euros. Estos se destinarán a dotar a las pymes de herramientas para digitalizarse, lo que se conoce como Digital Toolkit (3.000 millones); conceder 50 millones en bonos o ayudas directas para la digitalización; invertir 42 millones a mejorar la ciberseguridad de las firmas; y 26 millones para el programa 'Acelera pyme', que busca ayudar a las empresas a que incorporen tecnologías de la información y comunicación (TIC) a sus sistemas productivos.

Se financiará la contratación de expertos

El segundo eje, también gestionado por la cartera de Nadia Calviño, se articula a través de la formación y destinará 656 millones de euros a promover la cualificación de los directores de las empresas en la gestión digital -tratando de aumentar la presencia de mujeres en estas labores para reducir la brecha digital-; formar a jóvenes en digitalización; y financiar la contratación de profesionales expertos en transformación digital en algunas pymes.

El tercer eje, dotado con 439 millones, irá a fomentar el emprendimiento y el cuarto, con 443 millones, buscará la digitalización de algunos sectores como la industria (38 millones), el turismo (80 millones) y el comercio (325 millones de euros).

Según datos de la Comisión Europea, sólo un 17% de las pymes en España han integrado con éxito las tecnologías digitales en su negocio, frente al 54% de las grandes empresas. El porcentaje de las que realiza ventas por comercio electrónico es del 19%.

"Las pymes tradicionales suelen tener dudas al elegir su estrategia empresarial digital, tienen problemas para aprovechar grandes repositorios de datos que empresas más grandes tienen a su disposición y evitan las herramientas y aplicaciones avanzadas basadas en la Inteligencia Artificial. Simultáneamente, son muy vulnerables a las ciberamenazas", explican.