El Gobierno rebaja sus expectativas con los fondos europeos. La vicepresidenta segunda de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha señalado que los 140.000 millones que llegarán a España para inversión aportarán un 2% de crecimiento en 2022 y algo menos este año. Esto son 0,6 puntos menos de los que pronosticaba el Ejecutivo y se traduce en 7.000 millones de euros menos de crecimiento en el Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Cabe destacar que este 2% sigue siendo muy optimista si se compara con las previsiones de otros organismos como el Banco de España, que señala que los fondos sólo aportarán un 1% de crecimiento al PIB, tal y como adelantó Vozpópuli. Esta revisión a la baja, ha asegurado Calviño, se debe al retraso de estas ayudas, que se esperaban poner en marcha en el primer trimestre del año.

No obstante, la ministra ha asegurado que para 2022 el volumen de ayudas sí mantendrá el ritmo que se había marcado. Además, la misma representante ha defendido que las bajas expectativas de otros organismos sobre estas ayudas se debe a que estos no tienen toda la información que maneja el Ejecutivo.

27.000 millones de fondos europeos

El Gobierno incluyó en los Presupuestos Generales del Estado una partida de inversiones de casi 27.000 millones de euros -procedentes de los 140.000 millones de la Unión Europea- para ejecutar este año, de los que un 50% serían proyectos de inversión (unos 13.000), un 30% ayudas a la inversión privada (unos 8.000 millones) y el resto (unos 5.000) para consumos intermedios y transferencias a hogares.

Calviño ha reconocido que esta cifra será más baja este ejercicio pero no ha especificado en cuánto se reducirá. De hecho, la vicepresidenta se ha mostrado muy optimista de cara a la segunda mitad del año, en el que espera que se comiencen a ejecutar.

El Banco de España cree que este año sólo dará tiempo a ejecutar alrededor de 11.500 millones. "Pensábamos que el Gobierno podría lanzar proyectos desde el principio del año, la impresión es que ese adelantamiento no se ha producido sino que estamos recopilando proyectos, negociando con Bruselas... eso nos ha llevado a ser más cautelosos en cuanto al ritmo de desembolso de esos proyectos en 2021", explicaba Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del supervisor.

Revisión del PIB

El Gobierno ha empeorado su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año hasta el 6,5%, a raíz de la tercera ola y la lenta campaña de vacunación. No obstante, ha elevado hasta el 7% las previsiones para 2022. La tasa de paro, que ahora se sitúa en el 16,9% para cierre de 2021, se reducirá hasta un 15,2%.

Estas cifras actualizan las últimas ofrecidas por el Ejecutivo en octubre, en las que pronosticaba una subida del PIB del 7,2% para 2021. Ahora se muestran más pesimistas para este ejercicio por la tercera ola de la pandemia, el temporal Filomena y por la lenta campaña de vacunación, que espera que mejore de cara a verano.

La ministra de Asuntos Económicos ha adelantado que el crecimiento del país en el primer trimestre ha sido más bajo de lo esperado y por ese motivo se espera que la recuperación del PIB se retrase, también, un trimestre. Es por eso que se mejora el dato de 2022 y se reduce el de este año. El dato de crecimiento para 2023 se sitúa en el 3,5% y para el 2024 se reduce hasta el 2,1%.

Respecto al mercado laboral, Nadia Calviño ha explicado que, según las previsiones del Gobierno, la tasa de paro terminará el año en el 15,2%; previsión mucho más baja que la presentada en octubre, cuando preveían un bajada del desempleo hasta el 17,2% en 2021. 

Respecto a la mejora del dato de paro, ha explicado que las medidas de protección han permitido romper la relación tradicional entre contracción económica y destrucción de empleo.