La Comisión Europea (CE) recomienda que se mantengan las mascarillas en "espacios públicos" (sin especificar si son abiertos o cerrados) y "grandes reuniones" incluso para los ciudadanos vacunados. Así lo recoge en la propuesta de revisión de la recomendación sobre las restricciones a la libre circulación en la Unión Europea (UE), vigente desde el 13 de octubre de 2020 y elaborada con el objetivo de coordinar las acciones de los Estados miembros.

En España, los Gobiernos regionales de las distintas comunidades autónomas están en pleno debate sobre el uso de mascarillas en exteriores: Castilla-La Mancha, Madrid y Galicia apuestan por su retirada mientras Andalucía, País Vasco y Baleares rechazan la idea.

El anuncio que ha realizado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de suprimir antes de que acabe el mes de junio la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios abiertosha abierto la puerta que otras comunidades como Madrid y Galicia se hayan sumado a la propuesta, asegurando que valorarán y plantearán esta situación para las próximas fechas.

Este lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, también se mostró abierto a relajar el uso de la mascarilla en espacios públicos a finales de junio o julio “si la situación epidemiológica lo permite”, pero ha advertido de que “habría que hacerlo a nivel nacional".

Aunque los ciudadanos estén vacunados

Sin embargo, Bruselas recomienda que, de cara a la libre movilidad dentro de la Unión Europea, se mantengan esas medidas incluso para los vacunados, a los que sí espera que se exima de otras restricciones como cuarentenas o test negativos para viajar.

En un documento publicado este mismo lunes, Bruselas plantea el levantamiento de restricciones -como cuarentenas y test- a las personas vacunadas que viajen o se muevan dentro de la Unión Europea, pero reconoce que "en base a la situación epidemiológica actual en la UE y el Espacio Económico Europeo (EEE), en los espacios públicos y en las grandes reuniones, incluyendo durante el viaje, el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y la higiene deben mantenerse independientemente del estado de vacunación del individuo".

Desde la Comisión Europea responden a Vozpópuli que corresponderá a cada Estado Miembro definir qué considera "grandes reuniones". En cuanto a los espacios públicos, hasta el momento no han aclarado si se trata sólo de espacios cerrados o también abiertos, como parques o calles.

Quitar las cuarentenas y los test a vacunados

En el punto 23 del documento, el Ejecutivo comunitario señala que "muchos Estados miembros ya eximen o planean eximir a las personas vacunadas de las restricciones a la libre circulación dentro de la Unión", y el lanzamiento del 'pasaporte verde' de la UE el próximo 1 de julio "facilitará que los viajeros demuestren que han sido vacunados de la covid-19".

De acuerdo con las directrices provisionales sobre los beneficios de la vacunación completa contra la covid-19 publicadas por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades el pasado 21 de abril, "la probabilidad de que un viajero completamente vacunado represente un riesgo de transmisión de covid-19 se evalúa como muy baja, a menos que se incremente por factores como la alta prevalencia de variantes de interés o preocupación".

"Como resultado, las personas que estén completamente vacunadas con vacunas autorizadas no deben someterse a pruebas adicionales, autoaislamientos o cuarentenas al desplazarse dentro de la Unión", explica el Ejecutivo comunitario.

Sin embargo, a esto Bruselas añade que "en la situación epidemiológica actual en la UE / EEE, en los espacios públicos y en las grandes reuniones, incluso durante los viajes, las intervenciones no farmacéuticas como el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y la higiene de las manos y las vías respiratorias deben mantenerse independientemente del estado de vacunación del individuo".

"Las personas vacunadas no necesitan pruebas adicionales siempre que se mantengan medidas como el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y la higiene"

De nuevo, en el punto 28, el Ejecutivo comunitario apunta que "la evidencia acumulada respalda la recomendación de que las personas vacunadas de coronavirus no necesitan pruebas adicionales ni cuarentenas para viajar siempre que se mantengan medidas como el distanciamiento físico, el uso de mascarillas e higiene de manos y respiratoria".

"Dado que la situación epidemiológica está mejorando y las campañas de vacunación se están acelerando, proponemos que los países de la UE alivien gradualmente las medidas de viaje", señala la Comisión Europea. Los líderes europeos pidieron el pasado 24 y 25 de mayo la revisión a mediados de junio de la Recomendación del Consejo sobre viajes dentro de la UE, con el fin de facilitar la libre circulación. 

Ahora corresponde al Consejo de la UE aprobar esta propuesta elaborada por Bruselas. No obstante, la Recomendación del Consejo no es un instrumento jurídicamente vinculante. Las autoridades de los Estados miembros siguen siendo responsables de aplicar su contenido. El Gobierno de Pedro Sánchez ya ha anunciado que abrirá las fronteras a los vacunados de todos los países el 7 de junio.