Los retrasos en la campaña de vacunación provocados por las dudas que ha suscitado la vacuna de AstraZeneca podría dar un nuevo susto a la banca. El Banco Central Europeo (BCE) tiene que decidir en septiembre si levanta la recomendación de la limitación al veto del dividendo de cara a las cuentas de 2021. Todo parece indicar que no habrá problema pero si se retrasa la campaña de vacunación más de la cuenta podría plantearse una nueva ampliación de las restricciones.

En España estaría en juego nada más y nada menos que 1.267 millones de euros, sólo de grandes entidades. Bankinter fue el primer banco en anunciar que volvería a remunerar a su accionista. La entidad que dirige María Dolores Dancausa entregará 45 millones con cargo a las cuentas del ejercicio anterior. Esto supone una entrega de 0,05 euros por acción. 

Banco Santander será el grupo que mayor dividendo entregue, si se puede. El consejo tiene la intención de pagar 2,75 céntimos por acción en efectivo, lo que supone un desembolso de 476,8 millones de euros. En este sentido, Caixabank hará lo mismo una vez se haya cerrado la fusión con Bankia. El gigante financiero que salga de esta unión repartirá entre sus accionistas 216 millones de euros, a razón de 2,68 céntimos por título. 

BBVA prevé un dividendo máximo de hasta ocho céntimos de euro para el mes de octubre, el primero con cargo a los resultados de 2021.  La entidad indica que destinará un máximo de 530,43 millones de euros. Por el contrario, Banco Sabadell no repartirá dividendo con cargo a las cuentas de 2020.

En el caso de la entidad catalana, su presidente, Josep Oliu, explicó en rueda de prensa que el banco se reservaba este derecho al haber podido distribuir un dividendo con cargo a las cuentas de 2019. Aunque también espera poder volver a retribuir a sus inversores en 2021.

La decisión del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) pidió a cierre de 2020 a los bancos que se abstuvieran o limitaran los dividendos hasta el 30 de septiembre de 2021 aunque abrió la puerta a una remuneración al accionista siempre y cuando ésta no superase el 15% del pay out o no excediera de los 20 puntos básicos de capital CET1.

"Los bancos que pretenden pagar dividendos o recomprar acciones deberán ser rentables y tener trayectorias de capital sólidas", señalaba el supervisor en un comunicado, en el que añadía que la banca debería de abstenerse de distribuir dividendos provisionales con cargo a sus ganancias de 2021.

Según el BCE, la recomendación anterior de suspensión temporal de todos los dividendos en efectivo y recompras de acciones del 27 de marzo de 2020 (y su posterior prórroga el 28 de julio) reflejaba las circunstancias excepcionales y desafiantes a las que se enfrentó la economía europea en 2020.

Ahora, reconoce que las circunstancias han cambiado porque hay "mayor visibilidad" en las proyecciones macroeconómicas. No obstante, el BCE pide máxima prudencia a toda la banca ya que "sigue siendo necesario un enfoque prudente continuo, ya que el impacto de la pandemia en los balances de los bancos no se ha manifestado en su totalidad".

Retrasos de AstraZeneca en España

A los problemas de suministro y la falta de dosis que venimos padeciendo a lo largo de estos meses hay que añadir ahora la suspensión en el uso de la vacuna de AstraZeneca esta semana, si bien la vacunación se reanudará el próximo miércoles.

Hasta el momento se han administrado 939.534 dosis de AstraZeneca en España (solo ocho personas han completado la pauta de vacunación). El plazo entre la primera y la segunda dosis debe ser de 12 semanas.