Motor

Las plantas de automóviles españolas comienzan a fabricar material sanitario para hospitales

La industria española del automóvil se vuelca en la lucha contra la pandemia y ha comenzado a producir diferente material para ayudar a los hospitales, algo que también ha comenzado a realizar una empresa de cascos de Murcia, que va a fabricar pantallas para evitar contactos

Las plantas de automóviles están fabricando viseras, gafas, máscaras de protección y mascarillas para los hospitales.
Las plantas de automóviles están fabricando viseras, gafas, máscaras de protección y mascarillas para los hospitales.

El sector industrial de la automoción española se ha puesto manos a la obra para contribuir en la lucha contra el coronavirus y han comenzado la fabricación de material sanitario y han puesto en marcha otras iniciativas de ayuda a hospitales de manera voluntaria. La industria de la automoción está altamente comprometida con la lucha contra el coronavirus y dispuesta a aportar todo lo que pueda en esta crisis sanitaria y económica.

El cierre total de las fábricas por la extensión de la pandemia y las exigencias crecientes del estado de alarma no ha impedido que se pongan en marcha iniciativas para aportar materiales y capacidad de producción a las necesidades urgentes de la población. En este sentido, se están aprovechando ya, en distintas localizaciones, las impresoras 3D para la fabricación de viseras, gafas, máscaras de protección y mascarillas, tanto por iniciativa de la propia empresa como por empuje de los trabajadores, que han presentado iniciativas que se están viendo respaldadas y financiadas por las compañías.

Otras, por su parte, están cediendo sus flotas a los hospitales de toda España para el traslado del personal sanitario en las mejores condiciones de seguridad, para el reparto de medicinas o para otras necesidades de asistencia. De esta manera, la automoción en su conjunto está tratando de responder a los retos y necesidades de la sociedad española, transmitidos ayer por el Ministerio de Industria a la patronal Anfac y otras asociaciones, en uno de los peores momentos de su historia reciente.

Para agilizar y mejorar todos los procesos, la industria necesita la cartografía digital, las especificaciones técnicas y ágiles homologaciones de estos productos que permitan analizar lo que se puede realizar y acelerar el proceso. Además, se requerían estándares consensuados con Industria y las organizaciones sindicales que permitan el rápido inicio de la fabricación de estos materiales en condiciones de seguridad y salud y la coordinación para la entrega y reparto de estos productos allí donde sean necesarios.

Igualmente, desde Anfac se destacó la importancia de contar con protocolos consensuados de recuperación rápida de la actividad industrial tras la crisis sanitaria, tal y como está sucediendo en factorías de China y Corea del Sur.

Pantallas con la experiencia de los cascos

Pero además de la potente industria del automóvil, otras como la marca española de cascos NZI ha aprovechado su experiencia para adaptar su línea de producción y fabricar pantallas reutilizables que ayudan a mantener la distancia social recomendada a todo el personal sanitario. El fabricante murciano ha decidido concentrar sus esfuerzos en diseñar y producir una pantalla para evitar contactos, adaptando su línea de producción para fabricar estos visores, reutilizables si se desinfectan con alcohol de 70º o bien con una mezcla de agua y lejía al 2%.

Estas pantallas, que la marca española de cascos lanza al mercado, serán una útil herramienta de aislamiento y por eso antes de ponerlas a la venta donará las primeras 300 unidades fabricadas, entre otros, al Servicio Murciano de Salud, a la Policía Municipal y a residencias de ancianos para que estos determinen el uso adecuado de las mismas.

La empresa especialista en cascos estableció como valor esencial de la compañía cuidar de la seguridad de las personas y eso es lo que la empresa española ha vuelto a hacer, esta vez ante la necesidad de evitar la proximidad.

La experiencia de NZI fabricando equipos de protección individual ha permitido adaptar uno de sus productos, el casco de seguridad industrial CT-1, en concreto su arnés ajustable para mantener la pantalla en posición sobre la cabeza, al que ha acoplado una pantalla de PET (Tereftalato de Polietileno) que cubre toda la cara, siendo reutilizable tras su desinfección.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba