Economía

Javier Hidalgo planea llevar a juicio a Iberia por la compra de Air Europa

El consejero delegado de Globalia espera ahora que el grupo liderado por Luis Gallego mueva ficha, pero se plantea recurrir a los tribunales si no hay acuerdo sobre la futura operación tras la covid-19

Javier Hidalgo.
Javier Hidalgo. efe

La compra de Air Europa por parte de Iberia puede acabar en los tribunales si las partes no alcanzan un acuerdo. El coronavirus ha impactado de lleno en el negocio aéreo, alterando las cuentas de las aerolíneas y también su valor. Ambas compañías manifiestan que la operación, valorada inicialmente en 1.000 millones de euros y prevista para el segundo semestre de este año, sigue en pie; pero fuentes cercanas a la negociación reconocen que la crisis fuerza a revisar el precio, donde pueden surgir diferencias.

Sus líderes, Javier Hidalgo y Luis Gallego, que negociaron personalmente la compra el pasado mes de noviembre, se han visto abocados a discutir las nuevas condiciones; y el entorno del consejero delegado de Globalia -grupo al que pertenece Air Europa- indica a Vozpópuli que el directivo está dispuesto a rebajar el precio, pero no tanto como Iberia podría pretender. Por eso, en caso de que no haya un acuerdo, planea resolver la operación por la vía judicial.

Iberia está especialmente interesada en adquirir Air Europa por sus rutas en Latinoamérica y porque le permitiría reforzar su posición en la T4 de Barajas como 'hub' internacional. La amenaza de que su principal competidor, Air France-KLM, se hiciera con la aerolínea de la familia Hidalgo y, consecuentemente, con el liderazgo de las conexiones entre Europa y América, impulsó a IAG a dar el paso y mejorar la oferta.

Sin embargo, el coronavirus ha 'trastocado' la situación financiera de las aerolíneas, reduciendo la solvencia de Iberia y el valor de Air Europa. Juan José Hidalgo, fundador del grupo Globalia, confesaba recientemente en un foro de la CEOE que tienen "mucho gasto a las espaldas y todo está hecho un desastre". "Por nosotros mismos es imposible salir adelante, estamos secos y no tenemos un duro, no sé cómo vamos a poder resistir", comentaba. 

Dispuesto a renegociar

De momento, el otro proyecto ideado por Javier Hidalgo, el de fusionar las agencias de viajes de Globalia -Halcón y Viajes Ecuador- con las del grupo Barceló, ya se ha pospuesto por culpa de la covid-19. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dio luz verde a la operación hace un mes, después de que ambas compañías activaran un plan 'b' para acelerar el proceso, pero finalmente decidieron continuar por separado y ver qué empresas sobreviven cuando pase la 'tormenta' del coronavirus.

El único varón de los Hidalgo ganaría 170 millones de euros con la venta de Air Europa a Iberia por 1.000 millones de euros. En caso de repartir dividendos, esta operación le generará una plusvalía de alrededor de 70 millones de euros apenas dos años después de volver al grupo que fundó su padre y hacerse con un 17% del accionariado por un valor estimado de 100 millones de euros, según cálculos realizados por este medio.

Por eso, aunque el hijo del empresario salamantino es consciente de que el precio de compra de Air Europa se verá reducido por la crisis y se abre a renegociarlo, no está dispuesto a realizar una gran rebaja y mucho menos a dejar caer la operación, según indican fuentes cercanas al directivo. El contrato formalizado el pasado año incluía una cláusula de penalización de 40 millones en caso de que Iberia se echase atrás. Sin embargo, con motivo de la pandemia, Iberia podría intentar justificar su incumplimiento. 

La antigua aerolínea de bandera también está sufriendo la crisis pero ha mejorado su liquidez a través de un crédito sindicado y avalado por el ICO de 750 millones de euros. Además, el grupo IAG cuenta con líneas de crédito equivalentes a 2.100 millones de euros y, a finales de marzo, contaba con una "posición sólida de liquidez con una caja, activos líquidos equivalentes y depósitos remunerados de 7.200 millones de euros". En este sentido, el efectivo total y las líneas de crédito no dispuestas superan los 10.000 millones de euros.

El consejero delegado de Globalia está a la espera de que el equipo de Luis Gallego mueva ficha y le haga llegar su decisión. En caso de que la oferta no se ajuste a sus exigencias, planea llevar el litigio a los tribunales. No obstante, precisan que por el momento ambas partes están abiertas a resolver la situación con acuerdo, principalmente porque "se alargaría todo el proceso", algo que Hidalgo quiere evitar, indican las mismas fuentes. En este sentido, también podría utilizar una vía alternativa como el arbitraje.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba