Compra Popular Calderón, Del Valle y su encuentro en la Universidad de Navarra que cambió a Banco Popular

La consejera independiente ha pasado de heroína a villana para muchas familias del Opus Dei por su papel en la salida de Ron y la llegada de Saracho. Su relación con los mexicanos Del Valle ha sido estrecha, hasta el punto de abrirle las puertas de la Universidad de Navarra, cuya fundación ha perdido todo lo que tenía en Popular.

Antonio del Valle y Reyes Calderón, exconsejeros de Banco Popular.
Antonio del Valle y Reyes Calderón, exconsejeros de Banco Popular. Vzp

Finales de septiembre de 2016. Banco Popular está todavía a nueve meses de ser rescatado. Valía en bolsa más de 5.000 millones, la mitad que un año antes, pero mucho más de lo que terminó valiendo. El mercado todavía tenía esperanzas en la entidad y en que su presidente, Ángel Ron, sacara adelante el plan estratégico de la ampliación de junio, a pesar de las dudas sobre su gestión. Lejos de ello, uno de sus principales accionistas, el mexicano Antonio Del Valle, ya maniobraba para derrocar a Ron y "dar un vuelco a la entidad".

Esa semana de septiembre se produjeron dos hechos clave. El miércoles 28 de septiembre, Del Valle presentó su renuncia como consejero de Banco Popular. Le sustituyó su mano derecha en su banco mexicano BX+, Jaime Ruiz Sacristán. Esta salida se produjo después del choque frontal con Ron antes de verano, tras el bloqueo a la fusión con Sabadell y su oposición a que el mexicano elevase su participación en accionariado.

Un día después, el jueves 29, el empresario mexicano dio la lección inaugural del Máster en Banca y Regulación Financiera de la Universidad de Navarra, que se celebra en Madrid. En primera fila (como se ve en la imagen, con chaqueta blanca y negra), una de las impulsoras del Máster, Reyes Calderón, la consejera independiente que puso contra las cuerdas a Ron (junto a Del Valle) hasta su destitución tres meses después.

Al concluir la inauguración, tuvo lugar un cóctel al que acudieron algunos de los principales banqueros españoles. El consejo asesor del Máster cuenta con la presidencia de José Sevilla, consejero delegado de Bankia, que comparte consejo con Mónica López-Monís, directiva de Santander; Pedro Rivero, presidente de Liberbank; Gloria Hernández, directiva de Bankinter; Eduardo Ávila, directivo de BBVA; y varios representantes del mundo de la consultoría (PwC) y la abogacía (Cuatrecasas).

"Reyes es de mi equipo"

En este encuentro, Del Valle comentó con los asistentes que "Reyes es de mi equipo, la más lista y la única que vale del consejo de Popular. Vamos a dar un vuelco al banco", según diversas fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. Calderón rehuía de estos halagos quizás consciente de que un cóctel plagado de banqueros no era el mejor sitio para hacerlos: una consejera inpendiente alineándose a uno dominical (Del Valle) para derrocar al presidente ejecutivo.

Este medio ha intentado contactar con los empresarios mexicanos y con Calderón sin respuesta. Tampoco han comentado los rumores de que esos mismos días viajaron juntos a Pamplona en avión privado para tratar una posible donación al Museo de la Universidad. Desde esta institución niegan haberla recibido.

Reyes Calderón durante la conferencia de Del Valle en la Universidad de Navarra.
Reyes Calderón durante la conferencia de Del Valle en la Universidad de Navarra. Unav

Sea como fuere, lo que pasó los meses siguientes ya es historia. Se cumplió la amenaza de Del Valle a Ron –"Yo seré más pobre, pero tú no vas a aguantar la presión de la prensa y la acción"- y durante los meses siguientes la acción se desplomó y el presidente acabó renunciando a su cargo por las presiones en el consejo. La propia Calderón fue la que lideró la revuelta en este órgano de gobierno, al acudir al Banco de España diciendo que había consenso para echar a Ron y sustituirle por Emilio Saracho, cuando este último todavía no había dado el sí quiero. Algo que le dio al banquero de inversión un cheque en blanco para negociar su sueldo.

Lo que ocurrió tras la salida de Ron y la llegada de Saracho también es historia. El principio del fin del banco fue el mensaje confuso de la junta de accionistas que generó inquietud en el mercado y dio el pistoletazo de salida a la fuga de depósitos. Entonces los Del Valle plantearon una ampliación de capital en la que podrían aportar hasta 1.500 millones junto a los multimillonarios chilenos Luksic. Pero ya era demasiado tarde, y el pasado 7 de junio la entidad tuvo que ser rescatada y vendida por un euro a Banco Santander, tras las pérdidas sufridas por bonistas y accionistas.

Reyes es de mi equipo, la más lista y la única que vale del consejo de Banco Popular. Vamos a dar un vuelco al banco"

Entre estos últimos accionistas arruinados hay muchas familias del Opus Dei, que se agrupaban en torno a la Unión Europea de Inversiones. Y entre ellos está la Fundación Universitaria de Navarra. Aunque oficialmente no hay comentarios, fuentes próximas a la universidad explican que el malestar con Calderón es mayúsculo, y más que por las pérdidas –que ellos cuantifican en 558.000 euros, aunque su participación llegó a estar valorada en varios millones- por el protagonismo indirecto que le ha dado a la universidad la posición de Calderón en el consejo de Popular. Algo que la escritora también ha hecho en OHL, para forzar la salida de Javier López Madrid.

Tras este golpe de estado y el rescate de Popular, tanto Calderón como Del Valle están entre los exconsejeros del banco contra los que se dirigirán demandas, sobre todo por ser parte del consejo que aprobó la ampliación de capital del año pasado. Tienen en su contra a parte de los accionistas que les apoyaron a finales del año pasado. El búmeran ha vuelto en su contra.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba