Banco Popular La liquidación de Popular deja a las familias del Opus Dei camino de la quiebra

Unión Europea de Inversiones, uno de los accionistas significativos de Banco Popular, ha comunicado la amortización de todas las acciones que posee en la entidad financiera adquirida por Santander.

Canonización de José María Escrivá de Balaguer, en 2012.
Canonización de José María Escrivá de Balaguer, en 2012. Opus Dei.

"No queremos ni oir hablar del Popular", comentaba esta mañana un accionista de la entidad financiera y miembro del Opus Dei. "El Opus no es accionista de Banco Popular", destacaba también esta mañana un portavoz oficial de la orden religiosa. "Es cierto que hay muchas familias del Opus que han sido accionistas del banco, pero a nivel personal", añadía.

Los primeros que van a pagar la crisis de Banco Popular son sus accionistas, que han visto hoy como sus acciones en el banco valen cero. Y entre ellos hay numerosas familias vinculadas al Opus Dei cuya fe en el banco de toda su vida se ha quebrado. Aunque el Opus niega que oficialmente sea accionista del banco español, lo cierto es que a través de fundaciones y empresas vinculadas a la orden siempre ha sido uno de los timoneles de la entidad.

El primer grupo cuyos directivos son reconocidos miembros del Opus que ha anunciado ya la que se le viene encima tras la resolución y posterior venta a Santander de Banco Popular ha sido Unión Europea de Inversiones. Esta empresa, que posee 123,5 millones de acciones de Banco Popular, ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que "se ha procedido a la amortización" de dichas acciones. "Dado el impacto que tiene esta medida para la sociedad, se comunica que el consejo de administración se reunirá a la mayor brevedad posible para analizar el nuevo escenario e informará puntualmente de cualquier decisión que se pueda adoptar en cuanto al futuro de la sociedad", informa en su comunicado al regulador del mercado.

Una fundación accionista de Unión Europea de Inversiones recibió una donación millonaria de José María Ruiz-Mateos

En las últimas cuentas de Unión Europea de Inversiones, firmadas el pasado mes de febrero, el auditor de las mismas, BDO, incluye un párrafo de énfasis advirtiendo que la empresa "concentra la totalidad de sus inversiones en acciones de Banco Popular", por lo que, dice el auditor, el futuro de la sociedad está vinculado al del banco español. De hecho, la caída sufrida por el valor de Popular durante 2016 supuso que el patrimonio neto de Unión Europea de Inversiones fuera negativo por importe de 117 millones de euros.

El pasado año Unión Europea de Inversiones formalizó dos operaciones de financiación por valor de 230,8 millones que empleó para cancelar todas las operaciones anteriores con entidades de crédito. Dicha financiación y la constitución de su accionariado, integrado por fundaciones igualmente vinculadas al Opus, puede provocar una cascada de situaciones críticas de las mismas a raíz del descalabro del valor de la acción de Banco Popular.

En el capital de Unión Europea de Inversiones participan fundaciones igualmente vinculadas al Opus Dei. Con el 18,7% del capital, a 31 de diciembre de 2016, se sitúa Fundación Fondo para Atenciones Sociales, constituida en 1986, dedicada, según explica en su web, a "la promoción, desarrollo, protección y fomento de lo socio-cultural, todo ello encaminado a la satisfacción de necesidades de todo orden, morales o físicas (...)". La fundación está presidida por Carlos Figuero, que es también gerente del patronato de Torreciudad, el santuario construido en Huesca promovido por el fundador del Opus Dei, José María Escrivá de Balaguer.

La fundación Fondo para Atenciones Sociales "concede ayudas a instituciones o colectivos que precisan la cesión temporal de recursos para hacer frente a necesidades presentes, pero que más adelante podrán devolver la ayuda recibida con sus propios recursos". La fundación no precisa en su web qué organismos o asociaciones han recibido su ayuda. Tan sólo publica una referencia a sus cuentas de los ejercicios 2013 y 2012. En 2013 la fundación tenía fondos propios por 24,3 millones de euros, y perdió más de medio millón de euros. Ese año recibió donaciones y subvenciones por importe de 320.442 euros.

Oficina del Banco Popular en el barrio de Tetuán, en Madrid
Oficina del Banco Popular en el barrio de Tetuán, en Madrid EFE

Otro de los accionistas principales de Unión Europea de Inversiones es la Fundación IEISA, con el 18,6% del capital, constituida también en 1986 "para dar respuesta a necesidades de formación y asistencia sanitaria de comunidades de todo el mundo". El titula directo de la fundación es Instituto de Educación e Investigación, creada en 1981 e impulsada por Gregorio López Bravo.

IEISA recibió hace 35 años una donación/préstamo concedido por José María Ruiz-Mateos, en la misma época de la expropiación de Rumasa. En total, la cantidad entregada por Ruiz-Mateos a IEISA ascendió a 1.770 millones de pesetas. López Bravo, ministro de Industria y Asuntos Exteriores entre 1969 y 1973, supernumerario del Opus, como Ruiz-Mateos cuando acordaron los préstamos, falleció en el accidente de avión del monte Oiz de Bilbao en 1985.

Desde entonces, reconocidos empresarios y directivos españoles miembros del Opus han gestionado el capital de IEISA invirtiendo elevadas cantidades en Bolsa. Según las cuentas de 2014 de Instituto de Educación y Desarrollo, ese año tenía inversiones en compañías cotizadas por valor de 24 millones de euros.

En Instituto de Educación y Desarrollo han trabajado como consejeros, entre otros, Luis Herrando Prat de la Riva (presidente), que el pasado año cesó como consejero de Banco Popular, y que es hermano de Ramón Herrando Prat de la Riva, vicario regional del Opus Dei en España; Pedro Pasquín Echanove, consejero delegado de Lazard en España, y que el pasado mes de diciembre renunció como patrono de la Fundación IEISA y a su puesto en el consejo de administración de Instituto de Educación y Desarrollo; Alberto Horcajo Aguirre, consejero delegado de Telxius, la compañía que agrupa activos de infraestructura de Telefónica; Ramón Mora-Figueroa Domecq,presidente de la compañía agrícola y ganadera Complejo Agrícola

La Fundación para el Desarrollo y la Cooperación Internacional posee el 12,8% de Unión Europea de Inversiones.  El Fondo Social de Cooperación-Fundación Vasconia, ligada a la Universidad de Navarra, tiene el 8% de la empresa accionista de Banco Popular. La Fundación Universitaria de Navarra "constituida para la promoción, desarrollo y financiación de las actividades propias de la Universidad de Navarra y sus relaciones con la sociedad", posee el 5,8% de Unión Europea de Inversiones.

Compañía de Gestión de Servicios, controlada por José Ramón Rodríguez García, tiene el 7,1% de Unión Europea de Inversiones. La compañía, dedicada al negocio inmobiliario, ha registrado pérdidas en los ejercicios 2015 y 2014 superiores al medio millón de euros y deudas con entidades de crédito superiores a los 16 millones.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba