Motor

Casi 150 empresas catalanas de automoción y 50.000 empleos en riesgo por el desarrollo del coche eléctrico

La llegada del coche eléctrico a gran escala podría impactar de forma negativa en más de 300 empresas catalanas del sector de automoción, de las que casi 150 y cerca de 50.000 empleos se enfrentan a riesgos altos o muy altos de desaparición

La producción de coches eléctricos puede poner en peligro miles de empleos en la industria catalana de componentes de automoción.
La producción de coches eléctricos puede poner en peligro miles de empleos en la industria catalana de componentes de automoción.

La llegada del coche eléctrico va a ser una realidad queramos o no, con sus cosas buenas, pero también con aspectos negativos. Aunque sea muy a largo plazo, el coche eléctrico implica muchas menos piezas en su fabricación y costes de mantenimiento en los talleres mucho más bajos, lo que afectará a este colectivo. Un estudio realizado por la Generalitat catalana señala que la irrupción del coche eléctrico impactará en 325 empresas del ámbito de la automoción de Cataluña, de las que 145, que emplean a unas 53.000 personas, se enfrentan a un riesgo muy alto o alto de desaparición, lo que va a obligar a poner en marcha un plan para ayudar al sector.

La consellera de Empresa, Àngels Chacón, ha presentado un estudio del sector que identifica 325 empresas de la cadena de valor del sector que, según el documento, se verán afectadas los próximos años por la producción en serie del vehículo eléctrico. Estas compañías, situadas en las comarcas de la primera y la segunda corona metropolitana, se dedican a los sistemas de carrocería, chasis y exterior, interior, motor, ejes, frenos y control del proceso de producción, actividades que en mayor o menor medida dejarán de tener sentido con la electromovilidad.

En concreto, 24 empresas hacen frente a un riesgo "muy alto" de desaparición y otras 121 a un riesgo "alto", lo que supone un total de 145 compañías que emplean en conjunto a más de 50.000 personas. Además, 90 están situadas en una franja de "riesgo moderado" y otras 90 no se verán impactadas por la transformación tecnológica que llega de la mano del coche eléctrico, según el estudio del Govern.

Ayudas al sector

Para hacer frente a esta situación, el departamento de Empresa ha diseñado un programa de apoyo a la industria de la movilidad y la automoción que prevé 48 actuaciones en ámbitos tan diversos como la innovación, los modelos de negocio o la internacionalización.

"Tenemos la obligación de actuar. Queremos actuar ahora porque hay una señal de alerta, que no de alarma. Si no hacemos algo, estos puestos de trabajo podrían empezar a desaparecer", ha dicho Chacón, tras recordar que el sector de automoción da trabajo en estos momentos a 143.000 personas en Cataluña (puestos directos e indirectos) y factura 23.800 millones de euros, lo que representa el 10,2 % del PIB catalán.

La consellera, acompañada por la directora general de Industria, Matilde Villarroya, ha señalado que el plan se centra en ayudar a reconvertir a más de 211 empresas (las 121 en alto riesgo y las 90 de riesgo moderado) para consolidar el 74% de los puestos de trabajo del sector. Las líneas de trabajo aquí serán intensivas en innovación en sus productos para mantenerse en la cadena de valor.

En el caso de las 24 empresas en peor situación, por dedicarse a subsistemas que desaparecerán de la cadena de valor, la Generalitat considera que requieren "acciones directas" y cree que tienen oportunidades en mercados exteriores donde el vehículo de combustión aún tendrá recorrido.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba