Energía

Iberdrola, Endesa y Naturgy pactan operar Almaraz hasta 2028 y cerrarla después

La asamblea de Almaraz aprueba este viernes el acuerdo alcanzado en las últimas horas que contempla el cierre de la central a la finalización de la licencia, pese a que Endesa pretendía dejar abierta la posibilidad de seguir. A cambio, la solicitud solo se revisará si hay una desviación superior al 50% en el plan de inversiones, valorado en 400 millones

Central nuclear de Almaraz
Central nuclear de Almaraz Europa Press

Fumata blanca en el futuro de la central nuclear de Almaraz. Sus propietarios, Iberedrola, Endesa y Naturgy, han llegado a un acuerdo para solicitar la renovación de la licencia de operación de la planta hasta la fecha de cierre contemplada en el protocolo firmado con la Empresa Nacional de Residuos (Enresa), que en el caso de la instalación extremeña se sitúa entre 2027 y 2028 para cada uno de sus reactores. La solicitud incluye el compromiso de proceder posteriormente a la solicitud de cierre de la central, lo que anula cualquier posibilidad de una posible prórroga, como en principio pretendía Endesa.

La compañía que dirige José Bogas tampoco ha podido lograr una solicitud de renovación de licencia de operación sin ningún tipo de condiciones, como era su intención, aunque sí ha conseguido hacer que la posibilidad de que haya que revisar la solicitud sea considerablemente remota. Los tres propietarios han acordado que el procedimiento seguirá adelante si las inversiones necesarias para seguir operando la central no superan en un 50% las previstas en el plan de negocio de Almaraz, aprobado el pasado 12 de marzo, y que contempla una cifra de 400 millones de euros.

Es decir, sólo en el caso de que el coste de las mejoras y actualizaciones que figuren en el dictamen que elaborará el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la solicitud de renovación de licencia de operación supere los 600 millones de euros, las tres eléctricas tendrían que valorar la posibilidad de seguir adelante, una decisión que, en cualquier caso, debería ser tomada por unanimidad.

Fuentes del sector consideran que el margen es más que suficiente para prácticamente descartar que sea necesaria una revisión, salvo que se diera una circunstancia imprevista que modificara determinados protocolos y normas de seguridad. 

Sin marcha atrás

Lo que sí queda absolutamente cerrado es el futuro de la central más allá del año 2028 y no será otro que el cierre definitivo. Así se incluirá en la solicitud de renovación de licencia de operación, documento absolutamente vinculante.

La asamblea de este viernes, que en principio iba a celebrarse el jueves, se aplazó para que las compañías pudieran avanzar en sus negociaciones internas y no se repitiera el escenario del martes, cuando la reunión finalizó sin ningún tipo de acuerdo y con propuestas radicalmente rechazadas por las partes.

A diferencia de lo ocurrido hasta ahora, a la reunión del jueves acudieron los principales responsables del negocio nuclear de las tres compañías, que trabajaron intensamente para llegar a un acuerdo, alentados también por Enresa para hacer cumplir el protocolo de fechas de cierre firmado hace algunas semanas.

La situación comenzaba a ser preocupante debido a que el plazo para cursar la solicitud vencía el proximo 31 de marzo.

De esta forma, las propietarias de Almaraz solicitarán la renovación para operar el reactor Almaraz I hasta noviembre de 2027, es decir, por un periodo de 7,4 años; y para operar el Almaraz II hasta octubre de 2028, por un periodo de 8,3 años.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba