El Buscón

Ferreras, rey del mambo: consigue un directo con Rajoy en plena madrugada del debate

   

Ferreras, presentador de La Sexta.
Ferreras, presentador de La Sexta. Atresmedia

“Insólito”, “Inaudito”… Son algunos de los adjetivos que se han podido leer en redes sociales y en no pocos diarios digitales a propósito de la corta conversación mantenida a la 1.08 horas de la mañana de este martes, 14 de junio, entre Mariano Rajoy y el popular presentador de Al rojo vivo de La Sexta, Antonio García Ferreras, después de que el presidente en funciones abandonara el Palacio Municipal de Congresos de Madrid y, en coche oficial y en compañía de su director de campaña, Jorge Moragas, se dirigiera a la sede del PP en la calle Génova, se supone que para celebrar con la militancia allí presente el buen resultado logrado en el debate a cuatro del lunes noche.

Pero la verdad es que de “insólito” y de “inaudito” había poco en el episodio de buen periodismo protagonizado por la estrella de La Sexta, aunque la gente corriente que a esa hora se encontraba a punto de meterse en la cama bien pudiera pensar que se trataba de una casualidad o del éxito que suele acompañar a los audaces. Todo sonaba, cierto, a ingenua improvisación:

García Ferreras: Buenas noches… En el vehículo oficial con el presidente del Gobierno, ¿no, señor Moragas?

Jorge Moragas: Bueno, estamos llegando a Génova… Tenemos allí un encuentro con todos los militantes que han estado siguiendo el partido y todo nuestro equipo.

G.F.: Señor Moragas, no sé si preguntarle a usted o al Presidente si le puede pasar el teléfono, porque  Albert Rivera ha vuelto a insistir en que si el PP no se quiere regenerar va a ser difícil el pacto…

J.M.: Bueno, ya veremos lo que pasa después del 26J, pero en todo caso le paso al Presidente.

G.F.: Presidente del Gobierno Mariano Rajoy, buenas noches… ¿Ha quedado usted contento con el debate?

Mariano Rajoy: Bueeeeeno… Yo lo que he intentado contar a los españoles es que… etc., etc.

En realidad, de improvisación había muy poco o nada, porque la llamada nocturna había sido acordada en la misma mañana del lunes entre Ferreras y Moragas o viceversa, que tanto monta. Y es que al conductor de “Al rojo vivo” y al jefe de gabinete de Rajoy, seguramente el tercer hombre con más poder en Moncloa tras el propio Rajoy y la vicepresidenta Soraya, les une una buena relación de amistad que les lleva a mantener contacto telefónico prácticamente todos los días.

Una relación cimentada en fecha relativamente reciente y gracias a los oficios de Mauricio Casals, presidente del diario La Razón, del Grupo Planeta, adjunto al presidente del Grupo Atresmedia, conocido malévolamente en los círculos periodísticos de Madrid por apelativos tales como “El príncipe de las tinieblas” o “El hombre que controla España desde el Hotel Palace”, pero en todo caso un hombre muy influyente y mejor informado, convertido en uno de los más cercanos asesores a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Casals consiguió en su día que José María Aznar adjudicara el Grupo Antena3 (Onda Cero incluida) al Grupo Planeta, lo cual no es moco de pavo. Y ha sido el Gobierno Rajoy, Soraya en particular, quien ha validado la fusión por absorción de La Sexta por Atresmedia.

La larga mano de Mauricio Casals

Y cuentan que ha sido Mauricio Casals quien ha intervenido decisivamente para, en fecha reciente, suavizar las tensiones existentes entre La Sexta, y más concretamente Ferreras, y el Gobierno del PP, porque conviene recordar que la cadena, plataforma de lanzamiento de Podemos y de su carismático y amado líder máximo, Pablo Iglesias, han vivido episodios muy tensos con el PP y la propia Moncloa.

Se habla incluso de que Moragas llegó a proponer a la también periodista Ana Pastor, pareja sentimental de García Ferreras, como una de las presentadoras del debate a cuatro del lunes

Tras las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015, Rajoy acusó a La Sexta de ser la causante del batacazo político popular: "El martilleo continuado de todos los casos de corrupción en las televisiones nos ha hecho daño, y también la forma de tratarlo", aseguró el gallego. Por aquellos días, Ferreras respondió a Rajoy utilizando la misma expresión: “Vamos a martillear un poquito sobre corrupción”, criticando sin pelos en la lengua a “los pelotas del PP”, entre los que llegó a citar directamente a Jorge Moragas, que le dicen a Rajoy “oh, amado líder, la culpa es de los medios de comunicación”.

Las cosas han cambiado, pues, casi diametralmente. La Sexta y Ferreras siguen siendo el nido de amor de Iglesias y su Podemos, pero también abrazan, mucho más discretamente, eso sí, al Partido Popular y a Mariano Rajoy, en viva representación de eso que algunos han dado en llamar “la pinza” entre PP y Podemos para despedazar al PSOE de Pedro Sánchez. Se habla incluso de que Moragas llegó a proponer a la también periodista Ana Pastor, pareja sentimental de García Ferreras, como una de las presentadoras del debate a cuatro del lunes, iniciativa que finalmente habría vetado el mismísimo Rajoy.

El caso es que La Sexta de Ferreras y su programa Al rojo vivo cosechó el lunes noche un nuevo gran éxito, al convertirse en la cadena más seguida por los españoles para visionar el debate, más de 2,6 millones de espectadores y el 14,1% share. Antena 3, por su parte, consiguió reunir a algo más de 2 millones, con el 11% de share. En conjunto, Atresmedia TV fue el grupo elegido por los españoles para seguir el debate, al reunir a más de 4,6 millones de televidentes (4.632.000), con un 25,1% share medio. No es extraño que tanto en RTVE como en la privada Mediaset España (Telecinco) más de uno echara ayer las muelas de puro enfado: “Con ayudas como la de Moragas a Ferreras poniéndole al Presidente en directo, ¿cómo no va a ganar La Sexta? ¡Así no hay quien compita…”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba