Si estás leyendo esto es porque quieres adelgazar. Igual ya lo has intentado y no lo consigues o simplemente estás meditando si ponerte ya a perder los kilos que te sobran. Sea como fuere, bienvenido, porque hoy vamos a tratar cómo se puede perder peso gracias a acelerar el metabolismo, esto es, las calorías que las personas quemamos en reposo. Tener un metabolismo rápido es esencial para estar delgado. Las personas que comen mucho y no engordan lo hacen gracias a éste, y lo contrario le ocurre a las personas obesas.

Al contrario de lo que piensa mucha gente, el metabolismo puede acelerarse o ralentizarse con el paso de los años y como resultado de nuestros hábitos diarios y dietas. Hay personas a las que, no obstante, les cuesta más acelerar su metabolismo, ya que de por sí es más lento que la media. Por norma general, las personas más bajitas tienden a tener un metabolismo más lento, y también aquellas a las que les cuesta mucho perder peso

"La tasa metabólica no es fija. Puedes 'restablecer' tu metabolismo comiendo ciertos alimentos y suplementos o haciendo ejercicio y desarrollando músculo", asegura la nutricionista Amy Shapiro. Influir en el cuerpo para que descomponga los alimentos y los transforme en energía de manera más eficiente es totalmente posible.  Una forma en la que podemos influir es haciendo más comidas diarias que las tres habituales-

Cuántas comidas debemos hacer al día para acelerar el metabolismo

Hacer más comidas pequeñas durante el día puede ayudarte a sentirse saciado durante más tiempo a la vez que acelera tu metabolismo. ¿Por qué? Tomar a lo largo del día varias comidas (unas seis) ayuda a mantener el nivel de azúcar en sangre estable y previene los picos de insulina, que conllevan irremediablemente a un aumento de peso. Lo ideal es, pues, hacer seis comidas al día pequeñas, de unas 300 calorías cada una.

Así, al final del día habrás consumido 1.800 calorías sin haber pasado nada de hambre y sin posibilidad de haberte pasado comiendo algún dulce o algo muy grasiento.

¿El horario a seguir? A gusto del consumidor, pero lo suyo sería hacer un desayuno, un almuerzo, una comida, una merienda, una cena y un tentempié antes de irte a dormir.

El café mejor sin leche ni azúcar

No debes rebajar mucho el número de calorías consumidas

 La nutricionista Amy Shapiro advierte del error que cometemos la mayoría, y que es posible que te pase a ti también: creemos que comiendo menos vamos a adelgazar más rápido, cuando, en la mayoría de ocasiones, es al contrario.

"Para acelerar tu metabolismo debes ingerir las suficientes calorías que tu cuerpo necesita. El objetivo es no comer en exceso, ojo. Pero si no estás consumiendo las suficientes calorías, perderás masa muscular y, en última instancia, tu metabolismo se ralentizará", explica Shapiro. 

El truco consiste en elegir alimentos ricos en nutrientes que te saciarán durante más tiempo y, como te hemos dicho, hacer pequeñas comidas durante el día.

El truco consiste en elegir alimentos ricos en nutrientes que te saciarán durante más tiempo y, como te hemos dicho, hacer pequeñas comidas durante el día.

El método infalible para perder peso basado en las horas de las comidas -  Vozpópuli

Otros trucos para acelerar el metabolismo

Beber té verde, café y agua

No sólo es importante hacer seis comidas al día, sino también beber durante toda la jornada. En concreto, beber café, té y agua, ya que aceleran el metabolismo:

  • Café: numerosos estudios demuestran que la cafeína puede ayudar a aumentar la tasa metabólica hasta en un 11%. De hecho, seis investigaciones diferentes descubrieron que las personas que consumen 270 mg de cafeína por día (tres tazas, aproximadamente) queman 100 calorías adicionales cada 24 horas.
  • Té verde: sirve, sobre todo, para reducir la grasa abdominal. Numerosos estudios han demostrado que las personas que consumían esta bebida con regularidad perdían 1,3 kilos más de media que aquellos que no lo hacían.
  • Aguabeber agua acelera metabolismo en un 24-30%, según lo han comprobado varios estudios.
Café

Comer alimentos picantes

Los alimentos picantes como el chile aceleran el metabolismo. Un estudio de la Universidad de Purdue (2010) demostró que la capsaicina –el componente activo que le da calor a los chiles– puede ayudar a prevenir el aumento de peso. Los investigadores hallaron que los participantes que comían alimentos ricos en capsaicina tenían menos antojos de alimentos grasos, salados y dulces, así como una menor preocupación por la dieta en general, ya que se encontraban en su peso.

Otro estudio de 2012 sobre el consumo de chiles comprobó que los que consumieron de 1 a 3,5 gramos de pimiento rojo a diario aceleraron su quema de grasas. Otro estudio examinó la capsaicina en relación con el mantenimiento del peso después de haber perdido de un 5-​​10% de grasa corporal. En la investigación participaron 91 voluntarios con sobrepeso. Se les dividió en dos grupos: uno tomó capsaicina (135 mg) y el otro grupo un placebo. Este estudio también concluyó que los que consumieron capsaicina habían quemado más grasa durante los tres meses que duró el mantenimiento que los del placebo. El  Journal of Obesity llegó a las mismas conclusiones.

Por cierto, los alimentos con alto contenido de capsaicina son los chiles, los jalapeños, los habaneros y la pimienta de cayena.

El mapa del picante en el mundo: chiles, ajíes, guindillas y otras especies  - Vozpópuli

Y esto es todo, lector. ¿Cuánto quieres adelgazar?