La película 'Las niñas', el debut en el largometraje de Pilar Palomero, ha sido la cinta triunfadora de la 35 edición de los premios Goya, al hacerse con cuatro de los nueve premios a los que aspiraba, entre los que se encuentran algunos de los más relevantes: mejor película, mejor dirección novel, mejor guion original y mejor dirección de fotografía. Junto a ella, las más galardonadas han sido 'Akelarre' y 'Adú', con cinco y cuatro premios, respectivamente.

Por su parte, Mario Casas ha conseguido romper su maldición al hacerse con el Goya al mejor actor protagonista, el primer "cabezón" de su carrera cinematográfica que, sin embargo, no ha podido recoger con sus manos en la gala más atípica de la historia de estos premios, semipresencial, con el Teatro Soho de Málaga como sede principal y con una entrega telemática, aunque se ha convertido en la más solemne y brillante de la historia de estos premios.

Patricia Lopez Arnaiz recibe el Goya a la mejor actriz / Academia de Cine

Tal y como apuntó Vozpópuli en sus apuestas, 'Las niñas' ha resultado galardonada con el premio a mejor película, por el que también competían 'Adú', de Salvador Calvo; 'La boda de Rosa', de Icíar Bollaín; 'Sentimental', de Cesc Gay; y 'Ane', de David Pérez Sañudo, el otro debut en el largometraje de esta categoría. Este premio no ha sorprendido a nadie, la cinta de Pilar Palomero no ha hecho más que crecer desde que se presentó en sociedad. Tras su primera proyección en el marco de la Berlinale, consiguió la Biznaga de Oro, máximo galardón del Festival de Málaga, y ha sido la triunfadora de los premios Forqué y los premios Feroz que se han entregado también esta semana.

Además, con su Goya a la mejor dirección novel, se convierte en la cuarta directora consecutiva que consigue este galardón, después de que lo hicieran en las anteriores ediciones Belén Funes ('La hija de un ladrón'), Arantxa Echevarría ('Carmen y Lola') y Carla Simón ('Verano 1993'). Por su parte, Daniela Cajías se ha convertido en la primera mujer que consigue el Goya a la mejor dirección de fotografía. Cabe destacar, además, que esta ha sido la edición con mayor proporción de nominadas (41%) y que, además, ha contado con paridad en las categorías de mejor dirección y mejor dirección novel.

En número de galardones, la película más premiada ha sido 'Akelarre', que se ha llevado cinco de los nueve premios a los que aspiraba, aunque todos ellos técnicos: mejor diseño de vestuario, mejor maquillaje, mejores efectos especiales, mejor música original y mejor dirección artística. 'Adú', la cinta más nominada de esta edición, con 13 candidaturas, ha recibido solo cuatro premios, aunque entre ellos uno de los más importantes: el de mejor dirección, para Salvador Calvo, quien competía con tres nombres veteranos (Juanma Bajo Ulloa, Isabel Coixet y Icíar Bollaín) y que se ha convertido en una de las sorpresas de la noche, ya que su nombre no estaba en las quinielas como posible ganador.

'La boda de Rosa', de Icíar Bollaín, se ha convertido en una de las perdedoras de la gala más importante del cine español, ya que solo ha conseguido dos de los nueve premios por los que competía: mejor canción, para 'Que no, que no', de Rozalén, y mejor actriz de reparto, para Nathalie Poza.

Premios Goya a la mejor interpretación

La película 'Ane', el debut en el largometraje de David Pérez Sañudo, una de las películas más alabadas por la prensa, ha sido reconocida en el apartado actoral. Patricia López Arnaiz, gran triunfadora en la etapa de premios, ha sido también premiada con el Goya a mejor actriz, al que también aspiraban Amaia Aberasturi ('Akelarre'), Kiti Mánver ('El inconveniente') y Candela Peña ('La boda de Rosa'). Mario Casas, por su parte, ha conseguido vencer a Javier Cámara ('Sentimental'), Ernesto Alterio ('Un mundo normal') y David Verdaguer ('Uno para todos'), al tiempo que ha conseguido convencer a los académicos con sus trabajos en los últimos años, alejados del perfil más adolescente.

Mario Casas, Goya al mejor actor
Mario Casas, Goya al mejor actor Academia de Cine

En el apartado interpretativo, Alberto San Juan ha sido premiado con el Goya a mejor actor de reparto por su trabajo en 'Sentimental', de Cesc Gay, mientras que Nathalie Poza ha sido galardonada con el Goya a mejor actriz de reparto por su papel en 'La boda de Rosa', de Icíar Bollaín. Asimismo, el premio al mejor actor revelación ha sido para Adam Nourou, por 'Adú', que se convierte así en el primer actor negro que gana un Goya, mientras que el galardón a la mejor actriz revelación ha sido para Jone Laspiur, por 'Ane'.

No ha habido sorpresas en el apartado de mejor documental, premio que ha sido para 'El año del descubrimiento', la cinta de Luis Pérez Carrasco, un ejercicio de memoria y reflexión sobre los efectos económicos de la crisis de los 90 en España que ha conseguido también el premio a mejor montaje. Se trata de una categoría que este año ha contado con gran calidad de propuestas. 'My Mexican Bretzel', 'Anatomía de un dandy' y 'Cartas mojadas' eran los otros documentales que competían por el Goya a mejor documental. Asimismo, destaca el galardón al mejor cortometraje documental: 'Biografía del cadáver de una mujer', de Mabel Lozano, que ha recibido la felicitación en redes tanto de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, como de la ministra de Igualdad, Irene Montero.

En cuanto a los premios más internacionales: el Goya a la mejor película europea ha sido para 'El padre', protagonizada por Anthony Hopkins, mientras que el galardón a la mejor película iberoamericana ha sido para 'El olvido que seremos', una producción colombiana dirigida por Fernando Trueba y protagonizada por Javier Cámara.

Ángela Molina, Goya de Honor

La actriz Ángela Molina se ha convertido en la única galardonada que ha podido recoger, tocar y alzar el premio Goya, un premio honorífico que la Academia de Cine le ha otorgado en reconocimiento de su extensa carrera. El director de cine Jaime Chávarri, con quien la actriz participó en películas como 'Las cosas del querer', ha sido el encargado de hacerle entrega de este galardón, que la actriz ha recibido con emoción y que no ha dudado en besar.

"El cine, nuestro cine del alma ha marcado el calendario de mi vida, mi horizonte y a la vez camino, un viaje hacia el ser humano hecho por humanos", ha destacado la actriz, quien ha recordado además que su padre, Antonio Molina, actuó en el teatro en el que ha recogido este premio honorífico. "Me hace sospechar que el azar es cómplice del amor", ha señalado la actriz, que en su larga trayectoria ha trabajado con directores como Buñuel, Manuel Gutiérrez Aragón, Josefina Molina, Jaime de Armiñán, Giuseppe Tornatore o Pedro Almodóvar.

Presidente de la Academia: el cine cura

El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, también ha pronunciado unas emotivas palabras en su tradicional discurso, con las que se ha preguntado cuántas películas han visto los ciudadanos durante este último año. "¿Cuánto nos ha ayudado el cine a salir de la realidad obsesiva y dolorosa, de los dramas personales y familiares, aunque solo haya sido por un par de horas? A veces las películas han venido a buscarnos a nuestras casas porque las salas han tenido que estar cerradas. Otras veces, algunos de nuestros productores y distribuidores han arriesgado todo para estrenar en las salas en los momentos más difíciles. De una forma o de otra, hemos seguido viendo cine. Y el cine en muchos casos nos ha curado", ha enfatizado Barroso.

Mariano Barroso en los premios Goya / Academia de Cine

"Nosotros y nosotras estamos orgullosos de pertenecer a un colectivo que ha contribuido a acompañar a la gente, desde el lugar que nos corresponde", ha señalado Barroso al término de su discurso, en el que ha recordado como la galardonada con el Goya de Honor, Ángela Molina, le confesó hace unos días que el cine le había salvado la vida.