España se juega un punto de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2021 por la reciente subida de los precios del petróleo hasta rozar los 70 dólares por barril, según vaticinan economistas y expertos, por el encarecimiento de su factura energética.

El precio del petróleo no ha parado de subir en el último año. El barril de petróleo intermedio de Texas (WTI, por sus siglas en inglés), de referencia en Estados Unidos, cotizaba en 66,85 dólares esta semana, tras acumular una subida del 127% en los últimos doce meses; el crudo del mar del Norte, el Brent, de referencia en Europa, superaba los 69 dólares, tras acumular subidas del 133% en el último año; mientras que el crudo de la OPEP superaba los 67 dólares por barril, con un ascenso del 167%.

Este repunte en el precio del petróleo supone una traba al crecimiento de la economía de los países que son importadores netos del oro negro, como es el caso de España, que compra mensualmente 37,6 millones de barriles de petróleo al extranjero.

"La revisión al alza del precio del petróleo podría tener un impacto negativo en torno al punto porcentual en el crecimiento anual de la economía española, tanto regional como nacional", advertía esta misma semana el servicio de estudios de BBVA.

El Gobierno había previsto un precio de 46 dólares por barril

El Gobierno no tenía prevista esta subida cuando elaboró su Plan Presupuestario de 2021. El petróleo Brent había cotizado por encima de los 70 dólares por barril en abril de 2019 y se había moderado posteriormente hasta alcanzar, a finales de septiembre de ese año, los 60 dólares. Desde entonces había vuelto a la senda creciente hasta acercarse de nuevo a los 70 dólares al inicio de 2020.

La pandemia, sin embargo, irrumpió a nivel mundial y desplomó los precios del petróleo ante el hundimiento de la demanda. Luego se estabilizaron por encima de los 40 dólares por barril, el año pasado, con lo que el Ejecutivo pronosticó que se el barril quedaría en torno a los 46,6 dólares en 2021. Casi treinta dólares por debajo de lo que está ahora.

El repunte de los precios obligó al Ejecutivo a actualizar sus previsiones en la Actualización del Programa de Estabilidad 2021-2024, en el que ya contempla que los precios asciendan este año hasta los 60,8 dólares/barril, frente a los 46,6 que había previsto en octubre.

Esta previsión, no obstante, ya ha quedado desactualizada con la subida del precio del barril de las últimas semanas.

La subida del PIB podría quedarse en el 5,5%

En este Programa, el Gobierno advierte de que si los precios llegaran a los 70 dólares por barril, como está sucediendo, "el PIB podría caer alrededor de 0,8 puntos porcentuales respecto a su nivel del escenario base".

El Gobierno prevé un crecimiento del PIB para este año del 6,5%, que ya ha sido actualizado a la baja por distintas instituciones, y que podría recortarse un punto más si los precios del petróleo se mantienen en estos niveles.