La India, el tercer mayor consumidor de petróleo del mundo, ha pedido este miércoles a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que reconsidere el recorte en la producción petrolera y relaje la medida, en medio de una subida del precio internacional del crudo que podría afectar a la recuperación.

"El aumento de los precios del petróleo durante las últimas semanas está perjudicando la frágil recuperación económica mundial" tras el golpe de la pandemia, ha indicado el Ministerio de Petróleo indio en un comunicado, después de una reunión virtual entre representantes de la OPEP, la Agencia Internacional de Energía (IEA), y el Foro Internacional de Energía (IEF). La India "hizo un llamamiento a los países productores de petróleo para que reconsideren la continuación y el aumento de los recortes de producción", ha añadido.

El precio del crudo ha experimentado un alza consistente en las últimas semanas rondando los 60 dólares por barril, en medio de un aumento de la demanda a medida que las economías comienzan a recuperarse. Esto además está alentado por un recorte de producción acordado por la OPEP en abril del año pasado, tras una fuerte caída de la demanda debido a la pandemia del coronavirus.

Dependencia del crudo

En consecuencia, la India, que impone fuertes gravámenes al combustible y depende de la importación de crudo, ha experimentado un alza significativo en los precios de la gasolina y el gasóleo.

El ministro de Petróleo indio, Dharmendra Pradhan, ha señalado en la reunión la preocupación de la India por este aumento que está "perjudicando aún más la ya frágil recuperación económica mundial".

"Esto está poniendo a prueba la solidez de la recuperación económica de varias economías emergentes y en desarrollo, incluida la India", ha explicado Pradhan en una serie de mensajes en Twitter en los que ofreció detalles de su intervención.

En la reunión "destaqué la necesidad de los intereses colectivos de los países productores y en desarrollo para reactivar el crecimiento impulsado por el consumo. Hice un llamamiento a todos los países productores clave, incluidos la OPEP y sus aliados, para que relajen los recortes de producción", indicó.

Aunque a partir de agosto los países productores aumentaron moderadamente su producción, los números siguen por debajo de los niveles precovid.