Cáncer de mama

Un adolescente inventa un sujetador para detectar el cáncer de mama tras ver sufrir la enfermedad a su madre

Se llama Julián Ríos Cantú y acaba de ganar el 'Global Student Entrepreneur Award', una competición internacional que reconoce la excelencia de estudiantes emprendedores. Julián tiene 18 años y a los 15 vio como su madre perdía ambos senos por un diagnóstico tardío. El proyecto premiado es un sujetador con 200 biosensores que ayudan a la detección precoz del tumor mamario.

El primer prototipo de EVA, el sujetador para diagnosticar tumores
El primer prototipo de EVA, el sujetador para diagnosticar tumores HIGIA TECH

—¿Confiarías la vida de tu ser más querido a un método como la autoexploración?

—Nosotros no

Así comienza el sugerente vídeo donde Higia Technologies, la empresa fundada por el estudiantey sus compañeros, explica el funcionamiento de su nuevo invento: EVA, un sostén con 200 biosensores y conectado al móvil mediante una aplicación para vigilar temperatura, color y textura del pecho. El invento pretende reducir las 'brechas temporales' de diagnóstico hasta en un 95% y así salvar millones de vidas.

Julián y la campaña de Higia Tech
Julián y la campaña de Higia Tech esbarrio.com

Graciela, la madre de Julián, fue diagnosticada de cáncer de mama en México cuando él adolescente tenía solo 13 años. De un grano de arroz a una pelota de gol en tan solo 6 meses. Por culpa de un diagnóstico tardío perdió los dos pechos y casi la vida. El tratamiento fue muy doloroso para todos. El sufrimiento de la familia inspiró al joven para buscar una manera de mejorar la detección precoz. A los 15 ya tenía la idea. A los 17 la empresa y el invento.

Cuando hay una malformación en la mama, hay un exceso de vascularización, un enrojecimiento, un mayor flujo de sangre y, por lo tanto, más temperatura. Bastaría un control estadístico sencillo de estos parámetros para hacer un diagnóstico más eficiente que la autoexploración.

La idea es que la mujer lleve el sujetador entre 60 y 90 minutos a la semana. Con su móvil puede recoger los datos servidos por los sensores y estos son enviados a la plataforma digital de la compañía para compararlos con imágenes digitales y estadísticas de otros tumores [big data] y así poder efectuar un diagnóstico preventivo más eficiente. No sustituye a las mastografías sino que ayuda al diagnóstico en una fase anterior.

El precio del prototipo de salida estará en torno a los 120 euros pero el objetivo de la empresa es que pueda ser usado por varias mujeres en centros e instituciones públicas de salud.

El pasado 1 de mayo el mexicano Julián Rios Cantú, aspirante al Tecnológico de Monterrey,  ganó el prestigioso GSEA. Un certamen internacional que premia con 20.000$ al mejor estudiante emprendedor del planeta. Julián fue seleccionado como el mejor de los 55 proyectos finalistas.

Anteriormente el estudiante ya había ganado el concurso de emprendimiento organizado por la Bolsa de Valores de México.

-------------


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba