Ahí está, mirando al Mediterráneo soñado desde sus grandes cristaleras en la Plaza del Mar de Barcelona: es Kaiku, uno de los tesoros culinarios de este recoleto barrio, por lo demás gentrificado gracias al turismo de masas. Poco tiene que ver nuestro protagonista con los restaurantes para turistas de paella y sangría que desbordan la zona. Arroces elaborados con pasión y fresquísimos pescados componen los básicos de una carta concentrada en no más de una quincena de platos. Al fin y al cabo, la lonja de la Barceloneta está a no más de 200 metros y las verduras, siempre de temporada, provienen de su propio huerto ecológico.

Resulta imposible no caer rendido con todas nuestras armas ante el inconfundible aroma y la inimitable textura de su arroz meloso con rape y marisco, que se hace de rogar en los fogones de la cocina mientras el comensal espera no sin cierta ansiedad. ¡Que no se deje vencer por la desazón el hambriento, ya que la espera valdrá la pena, y con creces! Otras opciones, como el siempre gustoso arròs negre o el no menos intenso arroz con vegetales y guindilla, sabrán deleitar las papilas gustativas tanto del veterano como del neófito.

En la sala, Kaiku mantiene ese estilo auténtico de los bares marineros que siempre han sabido servir lo mejor de la lonja sin demasiadas pretensiones estéticas en la ambientación, aunque sin dejarse llevar por el mal gusto. De hecho, la decoración hace honor a su nombre de origen vasco: las tradicionales zesta punta del jai alai se suceden en sus inmaculadas paredes blancas. ¡Y si hace buen tiempo, nada como ver la vida pasar -y las mareas cambiar- desde su soleada terraza!

FICHA

Categoría: Bar-restaurante

Nombre: Kaiku

Dirección: Plaça del Mar, 1

Teléfono: 93 221 90 82

Ciudad: Barcelona

Web:www.restaurantkaiku.cat

Precio: arroces, en torno a 15 € / pers, menú diario por 10 €


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba