España

Los ‘taxis’ (ilegales) de la droga en Madrid trasladan la parada

   

Anuncio-cartel sobre el cambio de emplazamiento.
Anuncio-cartel sobre el cambio de emplazamiento. VP

El sórdido mundo de la droga lleva a escenas como la que se ha podido ver hace unos días en una calle de Madrid. Los conductores de los taxis ilegales que llevan a los consumidores al mayor supermercado de la droga de España han trasladado la parada. Y como no podía ser menos han informado a los clientes con un cartel en plena calle.

Hace muchos años que funcionan en Madrid las ‘cundas’, unos vehículos privados, generalmente destartalados, que trasladan a los drogodependientes a los puntos de venta. El principal mercado en la Comunidad de Madrid es la Cañada Real, donde los traficantes tienen copada una de las seis zonas de este poblado ilegal en el que viven unas ocho mil personas.

Los vecinos y comerciantes del barrio de Embajadores se han movilizado en varias ocasiones para exigir que los drogadictos abandonen la zona

Los puntos de venta son muchos. Algunos tienen su comercio en lujosos chalés, con piscina y todo tipo de comodidades construidos sin ninguna licencia e incumpliendo todas las normas urbanísticas. Las ‘cundas’ recogían hace años a sus clientes en la Plaza de Neptuno, delante de los turistas, pero en los últimos doce años los ‘taxis’ se trasladaron a la zona de Embajadores, que se convirtió en un polvorín.

Los vecinos y comerciantes del barrio se han movilizado en varias ocasiones para exigir que los drogadictos abandonen la zona. Alegan que algunos roban en establecimientos cercanos o a los ciudadanos para lograr el dinero para comprar una dosis. Otros permanecen tirados en el suelo hasta que llega el ‘transporte oficial’.

La situación llegó a tal nivel que Ciudadanos llegó a proponer en el Pleno del Ayuntamiento, y aprobar, hace meses que la EMT prestara servicio con un autobús especial para todas estas personas. El ‘yonquibús’ iba a llevar educadores y especialistas. La medida de poner un autobús especial tenía por objeto evitar los incidentes con los ciudadanos y conductores en la línea normal e intentar reconducir el consumo. La medida aún no se ha puesto en marcha, al parecer por problemas en la EMT.

Los actuales ‘taxis’ cobran 5 euros por traslado hasta el poblado o el derecho a participar de una dosis, según la prisa que tenga el drogadicto. En los últimos días, y quizá por la presión policial tras las protestas de los vecinos, algunos de los conductores han decidido trasladar sus paradas a la zona de Méndez Álvaro, más alejado de la población. Han colocado carteles en las ‘antiguas paradas’ informando de las nuevas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba