Empresas

Twitter llega a bolsa con un modelo de negocio volcado en la publicidad, que supone el 85% de sus ingresos

La compañía de Jack Dorsey ha comenzado a cotizar en la bolsa de Nueva York este jueves. Cuentas, etiquetas y contenidos patrocinados además de estudios de audiencias le reportaron 253,6 millones de dólares en la primera mitad del año.

Twitter llega a Wall Street con los deberes hechos. En 2012, en mitad del revuelo causado por la llegada de Facebook -con quien a menudo se le compara- al parqué, la red de microblogging creada por Jack Dorsey hace siete años decidió esperar y previó su salida a bolsa para 2014. Finalmente, Twitter se ha adelantado unos meses a sus propias previsiones y ha sido a las 16.55 (hora española) de este jueves cuando finalmente comenzará a comercializar sus acciones.

Si algo tenía claro Twitter era que no quería ser Facebook, por lo que ha esperado hasta tener consolidados su modelo de negocio y fuentes de financiación, dos pilares importantes de cara a los inversores. En este caso, los dos aspectos vienen unidos: el 85% de los ingresos de Twitter proceden de la publicidad, concretamente en forma de tags (etiquetas), tweets y cuentas patrocinados.

Los anunciantes pagan según el número de clics o retweets que consiguen con estas acciones. Esta es la razón por la que a Twitter le interesa ser gratuito y abierto: a más usuarios, más alcance y más clics para los ‘clientes’ que lo utilizan como herramienta de marketing.

Además de esta vía de ingresos, la compañía de Dorsey realiza estudios de audiencias para terceros, analizando las tendencias que se crean dentro de su propia red.

Apuesta por los contenidos multimedia

Además de consolidar su modelo de negocio, Twitter ha orientado sus esfuerzos a mejorar la experiencia de sus más de 200 millones de usuarios y a ampliar la variedad de contenidos que pueden compartir, en una clara apuesta por el contenido multimedia.

El paso más significativo fue Vine, aplicación que permite filmar y editar vídeos breves, que irrumpió a principios de este año con fuerza en un claro intento de hacerle la competencia a Facebook (que previamente desembolsó la friolera de 1.000 millones de dólares por la aplicación fotográfica Instagram). Vine se convirtió así en la primera herramienta que permitía crear contenido en vídeo específicamente para redes sociales.

Previamente, la red de microblogging había actualizado sus prestaciones para que los usuarios pudieran reproducir los vídeos enlazados desde YouTube dentro del propio Twitter. A los vídeos les siguieron las imágenes, que, desde la última actualización, se muestran en el timeline del usuario sin tener que abrir ni desplegar los tweets.

No seguir el camino de Facebook

Tanto se ha esforzado Twitter en no seguir la misma senda que recorrió Facebook en su salida a bolsa que hasta ha desechado cotizar en el índice tecnológico Nasdaq para evitar los problemas técnicos que la compañía de Mark Zuckerberg sufrió en su estreno, y que retrasaron unas horas las primeras operaciones.

Así, TWTR (símbolo con que se identifica) ha preferido el New York Stock Exchange (NYSE), donde ha comenzado a cotizar poco más una hora después de la apertura del mercado, en la que, como no podría ser de otra manera, fue quien hizo sonar la campana.

El precio fijado en la Oferta Pública de Venta (OPV) fue de 26 dólares por cada una de los 70 millones de acciones que se han puesto en circulación en la bolsa. Aunque algo más elevado que la horquilla de 17-20 dólares anunciada previamente, se trata de un precio más moderado -y más realista a corto plazo- que los 38 dólares de Facebook. Estas cifras le reportarán una capitalización inicial de 18.000 millones de dólares y 2.100 millones en la OPV.

Tras 'hacer los deberes', los inversores parecen confiar en Twitter y su potencial de crecimiento. A pesar de las pérdidas registradas en los últimos resultados, logró aumentar sus ingresos un 107% en los seis primeros meses del año, hasta 253,6 millones de dólares. Las previsiones de la banca para 2014 y 2015 no podrían ser más optimistas: unos ingresos de entre 954 y 980 millones en 2014 y entre 1.240 y 1.342 millones de dólares en 2015. Optimismo que, parece, se ha contagiado al NYSE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba