Empresas

La Xunta entra al rescate de Pescanova: pondrá dinero y allana el camino a Santander y BBVA

Tal como informó Vozpópuli, la Xunta de Galicia dará un apoyo a Pescanova que imprima carácter. Aportará el 7% de la ayuda de emergencia, lo que prácticamente obliga a que Santander y BBVA se unan al carro, algo reclamado por Deloitte.

La Xunta entrará al rescate poniendo el 7% del importe de urgencia de 55 millones de euros que precisa Pescanova para continuar su actividad, es decir, 4 millones. Una noticia que confirma las informaciones de Vozpópuli, que indicaban que tanto el administrador concursal Deloitte como los grandes acreedores pedían con insistencia más implicación por parte del Gobierno autonómico, así como de los grandes bancos españoles. Fuentes cercanas indican que esta aportación de la Xunta provocará un efecto arrastre en los dos principales bancos de España, Santander y BBVA, al pool de emergencia, así como de otros bancos ‘periféricos’, como Bankinter, Liberbank, Rabobank, o Espirito Santo.

La ayuda tiene más de testimonial que de efectiva, pero en estos momentos todos los acreedores quieren que los implicados en la crisis den pasos al frente y se signifiquen. De esta manera, el administrador concursal insistía en el compromiso expreso de los poderes públicos y las principales entidades financieras para sacar adelante la empresa.

Más de 100

Uno de los grandes problemas de Pescanova es que tiene muchos acreedores (más de un centenar) y ninguno con una exposición híper preocupante. De esta manera, la tentación de poner a cero en libros la inversión, provisionar y olvidarse del asunto era muy peligrosa para la viabilidad de la empresa.

La Xunta, ahora, ha dado el paso requerido y si se confirma la entrada de los bancos que presiden Emilio Botín y Francisco González, el mensaje lanzado será inequívoco.

Pescanova está en suspensión de pagos y tiene una deuda sin definir, pero las fuentes bancarias la sitúan en el entorno de los 3.000 millones de euros. Además, la compañía tiene unas necesidades de circulante urgentes de 55 millones de euros para mantener su actividad. Los principales acreedores son Sabadell (participación heredada de CAM), Novagalicia, La Caixa, Deutsche Bank, Bankia, RBS y Banco Pastor (es decir, Popular).

Este grupo era reticente a inyectar más dinero ante la dudosa capacidad de recuperación. Pero este préstamo de urgencia tendrá carácter preferencial y un plazo corto, de 12 meses, con un tipo de interés de Euribor más 400 puntos. Si todos los bancos empujan en la misma dirección, aunque sea forzados por las circunstancias, el futuro estará algo menos oscuro. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba