Automoción

Nos subimos al Fiat 500X, el pequeño SUV que busca triunfar en el segmento de moda

No hay marca que no haya puesto ya sus ojos en el segmento de los pequeños todocaminos. Fiat, lo hace ahora con un producto que hereda la experiencia de Jeep en el 4x4 y lo viste con un diseño muy italiano.

Más de 150.000 unidades vendidas el año pasado en el segmento de los todoterrenos ligeros ha supuesto convertirse en el de mayor subida, tanto en términos porcentuales como en absolutos. No es de extrañar por tanto la continua llegada de nuevos modelos que tratan de hacerse hueco dentro de un segmento en el que el Nissan Juke marcó tendencia con su lanzamiento hace ya más de cuatro años, y al que poco a poco han ido siguiendo muchas otras marcas.

La última ha sido Fiat, quien a partir de ahora tendrá dos pequeños todo terrenos en la gama, el Panda 4x4 de orientación más campera y el novedoso 500X, que busca como el resto de rivales atraer con su cuiadada estética ofreciendo además unas mayores posibilidades en un uso fuera del asfalto. No en vano, estructuralmente comparte muchos elementos con el Jeep Renegade, unas sinergias de las que Fiat se aprovecha con un producto de diseño Fiat sobre una plataforma similar a la del Jeep. Porque a diferencia de muchos de sus rivales -por tamaño queda ligeramente por encima de los Renault Captur o Peugeot 2008-, el 500X sí juega la baza de sus versiones con tracción total.

De hecho, Fiat ofrece dos versiones distintas del 500X, una para quienes sólo buscan una utilización urbana y otra para quienes eventualmente se moverán por zonas de campo con cierto nivel de dificultad, dentro de las capacidades propias de este tipo de modelos. El exterior destaca la estética propia de un Fiat 500 sobreelevado, con molduras protectoras de plástico por toda la parte inferior y unos pasos de rueda muy marcados. En el frontal, similar al 500L, añade una parrilla más propia de un Jeep en el caso de las versiones ‘off-road’ denominadas "Cross".

Sus dimensiones son de 4,25 metros de largo (2 centímetros más para el Cross), 1,80 de ancho y 1,60 de alto, con un maletero que cuenta con un volumen de 350 litros. Se puede elegir entre tres modos de conducción en las versiones de tracción delantera gracias al ‘Drive Mood Selector’, que actúa sobre el motor, los frenos, la dirección y la caja de cambios. El modo ‘Auto’ contribuye al confort, el ‘Sport’ mejora el rendimiento del 500X y el ‘All Weather’, capaz de ayudar a mantener la estabilidad en situaciones de poca adherencia. La versión Cross del 500X sustituye el modo ‘All-Weather’ por la ‘Traction’, que aporta mayor par al eje trasero en las versiones con tracción a las cuatro ruedas y activa el sistema ‘Traction Plus’ en el resto que lo incorporen.

Su lanzamiento llega con dos motores de gasolina de 110 y 140 CV y dos diesel 1.6 y 2.0  Multijet II de 120 y 140 CV. Los dos motores menos potentes tienen cambio manual de seis velocidades y tracción delantera, y el Diesel de 140 caballos, con una automática de 9 relaciones y tracción total.

Hemos podido subirnos a la versión quizás de mayor demanda, el diesel de 120 CV, cambio manual y tracción delantera con el sistema ‘Drive Mood Selector’, una versión que se distingue por su agradable respuesta a bajo régimen y por un notable confort sobre el asfalto. Amplio por dentro, con espacio suficiente para tres personas detrás, se maneja con facilidad en ciudad. En carretera, suave en su amortiguación, rueda mejor a ritmo medio que a velocidades muy elevadas, sobre todo por lo que al confort se refiere, con un comportamiento que no llega a ser tan eficaz en curva como el Peugeot 2008. Y en campo, puede llegar a ofrecer más que muchos de sus rivales.

GAMA Y PRECIOS DESDE:

1.6 E-Torq 110 CV 4x2: 16.900 euros1.4 Multiair 140 CV 4x2: 19.800 euros  1.6 Multijet 120 CV 4x2: 20.650 euros  2.0 Multijet 140 CV 4x4 Autom.: 25.750 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba