El exministro comenta que ha vuelto a la política perdiendo dinero

Sánchez cuida a Sevilla: le cede el despacho de la presidenta del PSOE y le paga 150.000 euros

El exministro Jordi Sevilla ha vuelto a Ferraz pisando fuerte. Desde hace unos días ocupa el despacho de la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, situado al lado del de Pedro Sánchez, donde recibe a dirigentes del partido y empresarios interesados en conocer su alternativa económica.

Pedro Sánchez toma café con Jordi Sevilla.
Pedro Sánchez toma café con Jordi Sevilla. EFE

Jordi Sevilla ha tomado posesión como responsable del área económica del PSOE por todo lo alto, ocupando el despacho que se había reservado desde hace un año a la presidenta del partido, Micaela Navarro, situado en la cuarta planta del cuartel socialista de la madrileña calle Ferraz. Es la misma planta en la que trabaja Pedro Sánchez y sus más inmediatos colaboradores, espacio que anteriormente ocuparon sus predecesores Felipe González, Joaquín Almunia y José Luis Rodríguez Zapatero, contiguo también a la sala donde los lunes se celebran las reuniones de la ejecutiva o de la comisión permanente.

Carece de precedentes que alguien que no pertenece a la ejecutiva y no haya sido presidente del Gobierno tenga despacho en Ferraz

La reserva del despacho de Micaela Navarro para Sevilla se explica en Ferraz por razones operativas, ya que la exconsejera andaluza pasa la mayor parte del tiempo en su tierra y solo suele venir a comienzo de semana. Sin embargo, esta circunstancia ha levantado numerosos comentarios tanto en el PSOE como en su grupo parlamentario, pues carece de precedentes que alguien que no forma parte de la ejecutiva federal ni ha sido expresidente del Gobierno, tenga un despacho propio en la sede del partido y, menos aún, que sea el de su presidente.

Jordi Sevilla ya despacha habitualmente en Ferraz no solo con dirigentes de la propia ejecutiva, distribuidos por la segunda, la tercera y la quinta planta, y con diputados y senadores, sino también con la larga lista de empresarios que le han telefoneado directamente para concertar una entrevista con él e interesarse por la alternativa económica con la que los socialistas concurrirán a las próximas legislativas.

Bastantes de estos contactos los ha ido canalizando el propio Pedro Sánchez desde hace un año, pues hasta su acceso a la secretaria general era un auténtico desconocido. Algunos de ellos, no todos, los ha ido repartiendo con el secretario de Economía, Manuel de la Rocha, así como con los responsables de éste área del grupo parlamentario, aunque poco a poco ha aprendido a volar en solitario y una parte de ellos ni siquiera los comunica a sus colaboradores.

Más ingresos que el secretario general del PSOE

Desde que se conoció el fichaje de Sevilla como responsable de Economía del ‘Gobierno en la sombra’, se desataron también en Ferraz todo tipo de especulaciones sobre el sueldo que le ha sido asignado, teniendo en cuenta que es el único que ha aceptado una remuneración de los doce expertos que integran el equipo de 'sabios' encargado de elaborar la oferta electoral. En la consultora Price, sus ingresos superaban los 140.000 euros anuales. El exministro ha comentado que ha vuelto a la política perdiendo dinero, aunque en la dirección del partido hay quien maneja ahora que percibe una cifra superior de, aproximadamente, 150.000 euros. “Es un sinsentido que ingrese el doble que un miembro de la ejecutiva y que el propio secretario general”, comenta un miembro de la dirección, “aunque es importante tener con nosotros a los mejores”. Pedro Sánchez ingresa 4.443,7 euros netos al mes, en catorce pagas al año.

El conocimiento de que Sevilla ha regresado a Ferraz pisando fuerte, ha suscitado también todo tipo de chismes entre quienes compartieron con él en 2000 los pasos previos al nombramiento de José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE. “Jordi y Juan Fernando López Aguilar estaban dispuestos a dirigir el partido, José Luis se dio cuenta y al primero le puso la proa, asesorado por José Blanco, lo que no impidió que luego le nombrara ministro de su primer Gobierno”.

Lo fue, de Administraciones Públicas, entre 2004 y 2007, fecha en la que Zapatero le sustituyó por Elena Salgado y Sevilla preparó su equipaje para pasarse al sector privado. En realidad, tuvo escasas oportunidades para influir en la política económica de entonces, pues el expresidente acabó apostando por el asesoramiento de Miguel Sebastián, que consiguió eclipsar también a Pedro Solbes, primero como director de la Oficina Económica y después como titular de Industria. Quienes siguieron de cerca la etapa de Sevilla como ministro recuerdan que acabó enfrentado a Zapatero después de verse poco acompañado en lo que fueron dos de sus propuestas estrella: el tipo único del Impuesto sobre la Rentay la prejubilación de 25.000 funcionarios a partir de los 58 años, anuncio este último que pilló desprevenidos no solo a Zapatero sino al resto del Gabinete y también a los sindicatos.

Jordi Sevilla cobraba 140.000 euros en Price y ahora comenta que ha regresado a la política perdiendo dinero

“Como Pedro Sánchez no se ande con ojo y controle bien sus movimientos, Jordi acabará subiéndosele a la chepa”, concluye alguien que conoce bien la ambición del exministro y también la razón última que ha motivado su contratación, que no es otra que emitir una señal de tranquilidad a los mercados y al mundo del dinero en general, como hizo Zapatero cuando eligió a Pedro Solbes primero para su equipo de ‘sabios’ y, posteriormente, como vicepresidente económico.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba