Nacional

La infanta sí participó en Aizoon: firmó el contrato ficticio de alquiler de Pedralbes

El contrato fictício de alquiler de su palacete refleja la firma de la hija del rey como arrendataria y arrendadora en 2005, lo que supone que el matrimonio se pagaría a sí mismo cada año y durante un plazo de cinco 12.000 euros, además de una fianza en metálico de 2.000 euros. 

La infanta Cristina firmó documentos que podrían acabar con su imputación
La infanta Cristina firmó documentos que podrían acabar con su imputación Gtres

La Agencia Tributaria ha enviado al Juzgado de instrucción número 3 de Palma el contrato de alquiler del palacete de Pedralbes que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin firmaron el 20 de diciembre de 2005, de manera que la hija del rey podría estar más cerca de verse imputada por delito fiscal y blanqueo de capitales, al rubricar el documento como arrendataria y arrendadora del mismo, según publica el diario El Mundo

Las investigaciones de Hacienda están echando por tierra la tésis mantenida hasta ahora por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la propia Agencia Tributaria de que la hija del rey "no era consciente" de los actos de su marido pese a ser copropietaria de la sociedad Aizoon al 50%, algo que ha provocado que los delitos fiscales cometidos en 2007 y 2008 sean atribuídos únicamente a Urdangarin. 

El documento de autoalquiler se utilizó para que el Fisco creyese que alquilaban su residencia barcelonesa a su empresa patrimonial, además de para generar gastos ficticios y pagar menos impuestos. Más aún, les sirvió para desviarse fondos por valor de 12.000 euros al año, ya que al figurar como arrendadores y arrendatarios acordaban pagarse a sí mismos esa cantidad cada año por un máximo de cinco, además de una fianza en metálico de 2.000 euros. La infanta obtuvo con esta manera de actuar 30.747 euros. 

Esta nueva prueba vuelve a poner a la infanta en el centro de la trama y viene a corroborar su implicación directa  "y consciente" en los supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales por lo que el juez Castro sigue meditando su imputación. El contrato de alquiler se suma a otro también firmado por ella que refleja una compra ficticia de participaciones para obtener un regalo de 150.000 euros de la constructora Mixta África a cambio de unas asesorías que no se realizaron. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba