Nacional

El Rey, protagonista en 'Vanity Fair': "Probablemente Corinna no ha sido su gran amor, pero sí el último"

"Durante una semana el rey Juan Carlos pensó que iba a morir". Así comienza un amplio reportaje que la revista 'Vanity Fair' dedica fundamentalmente al ámbito personal del monarca español, "delicado de salud, envuelto en tensiones familiares y solo" ante la mayor crisis monárquica de los últimos años. 

El Rey, protagonista en 'Vanity Fair': "Probablemente Corinna no ha sido su gran amor, pero sí el último"
El Rey, protagonista en 'Vanity Fair': "Probablemente Corinna no ha sido su gran amor, pero sí el último"

"Un Rey solo". Este es el titular que la revista 'Vanity Fair' dedica a su protagonista de agosto: Juan Carlos I. En el amplio reportaje se deslizan opiniones muy polémicas que parten del entorno del monarca, como por ejemplo, la que asegura que "Corinna probablemente no ha sido el gran amor de su vida, sino el último". La publicación afirma que el Rey está pasando por uno de los momentos más difíciles de su reinado y que está "solo, sin amigos y triste". 

Vanity Fair recuerda que cuando, en abril de 2010, el monarca se sometió a una operación de urgencia después de que los médicos le detectaran un tumor en el pulmón derecho, el rey Juan Carlos se guardó la noticia para sí mismo y lo vivió en completa soledad. Ni siquiera se refugió en la infanta Elena o en su hermana Pilar, quienes han sido siempre sus "aliadas incondicionales" y con quienes comparte un carácter similar. 

"Don Juan Carlos no se lo contó a nadie de la familia. Ni siquiera a la reina Sofía o al príncipe Felipe. Ambos se enteraron el día de la operación. Calló la noticia. Y sólo la compartió con su amiga Corinna Sayn-Wittgenstein, quien se convirtió, como confirman desde el entorno de la princesa alemana en Londres, en su principal apoyo y consuelo", explica la revista.  

Don Juan Carlos no confesó su enfermedad ni siquiera a su hija Elena ni a su hermana Pilar, sus "aliadas incondicionales"

"(Corinna) probablemente no ha sido el gran amor de su vida, sino el último", se aventura el reportaje de 'Vanity Fair'. 

Aunque la aristócrata alemana no ha visitado España en lo que va de año, sí mantiene su relación con el Rey. "Siguen hablando por teléfono y en estrecho contacto, aunque hace mucho tiempo que no se ven". 

La publicación ofrece un perfil del monarca marcado por la soledad, la depresión y un bajo estado anímico, en un momento en el que la Corona española atraviesa por una de las peores crisis de credibilidad de las que haya podido sufrir en las últimas décadas y con los rumores de abdicación sonando con fuerza desde hace meses.

"El monarca se siente abandonado por los españoles"

"Además, creo que se siente abandonado por los españoles. Y eso le duele", añaden fuentes de su entorno más cercano citadas por la revista. 

"Su estado anímico, con los problemas y polémicas que han ido minando la credibilidad de la Corona, tampoco ha vuelto a ser el mismo", según una persona muy cercana al monarca, que afirma que don Juan Carlos está, además, "muy solo". 

"Muchos de sus amigos se han muerto"

La publicación apunta a que en la actualidad no se sabe con certeza quiénes son los verdaderos amigos del monarca. Muchas de sus grandes amistades han muerto, otras como Mario Conde o Javier de la Rosa "se han quemado por el camino" y políticos como Felipe González, Javier Solana o Josep Piqué han quedado difuminados. 

El Rey suele llamar a Florentino Pérez para investigar los ultimos fichajes del Real Madrid

El monarca, quien acostumbra a ocupar el palco del estadio Santiago Bernabéu, suele telefonear al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, para estar a la última de los grandes fichajes del club blanco. Y aunque "mantiene el contacto y el cariño" con el grupo de ocho amigos con los que estudió en Las Jarillas, el colegio privado que se puso al servicio de quien después se ha convertido en el ocupante del trono español, ninguno de ellos lo ve de manera asidua, "ni forma parte de su círculo íntimo de confianza". 

"El Rey no puede tener amigos de verdad", sentencia Carlos Falcó, marqués de Griñón, una de las personas más cercanas a don Juan Carlos desde que tenía ocho años.

"Encerrado en palacio"

Así es como el Rey ha pasado los últimos meses, por prescripción médica. Tampoco ha podido realizar viajes personales y se ha visto "castigado" sin caza.

"Una reclusión forzosa en un momento en el que el ambiente de la Zarzuela es más espeso y no favorece la recuperación", expone 'Vanity Fair', añadiendo que son precisamente sus contactos en el exterior de España los que le permiten sentirse "más cómodo y menos encorsetado". Parece que el monarca trata de evitar todo lo que tiene que ver con España al tiempo que se aferra al trono cada vez más minado por los achaques de salud y con una sociedad que empieza a dejar de creer en quien dirigió la Transición hacia la democracia. 

El Rey parece sentirse "más cómodo y menos encorsetado" con sus amistades en el exterior

Ahora a don Juan Carlos de Borbón "sólo le queda la comida como gran afición", señala la publicación mensual, en referencia a los crecientes problemas de salud del monarca, que le han llevado a tener que dejar de patronear el "Bribón" o la caza, un deporte que no practica desde que en abril del año pasado se rompiera la cadera en una cacería en Botsuanapor la que acabó pidiendo unas disculpas históricas. 

El "problema" Urdangarin

En este nefasto 2013 tras un no mejor 2012, la imputación y desimputación de la infanta Cristina no contribuye a mejorar una imagen que desde Zarzuela tratan de desmentir por todos los medios: "Parece que en esta casa nadie se habla y todos se odian. Pero eso no es verdad", según algunas fuentes cercanas a la realeza, mencionadas por Vanity Fair.

"El Rey sabe que tiene un problema con Urdangarin, le preocupa la institución y, sobre todo, sufre mucho por su hija", subraya la revista en su número de agosto. 

Después de que estallara el escándalo con su yerno Urdangarin, la relación con su hija Cristina parece haber mejorado

Sin embargo y pese al sufrimiento por su hija Cristina, el 'Caso Nóos' ha dado un giro notable a la par que paradójico en la relación entre ambos, que "ha mejorado mucho", incluso, "se han acercado más porque ella ha percibido que se la apoyaba". 

El debate de la abdicación

"La filosofía de la Casa Real es que el cambio de rey se produzca sólo por motivos naturales", manifiestan desde Zarzuela, evitando así seguir los pasos de la reina Beatriz en Holanda o del rey Alberto de Bélgica, quienes renunciaron al trono este mismo año. 

"¿Sabes, Juanito? Un rey no debe abdicar jamás. No tiene derecho", fueron las palabras que su padre, el conde de Barcelona, inculcó a don Juan Carlos desde que era pequeño y así parece dispuesto a cumplirlas. Además, "sentiría que está abandonando a los españoles en unos de los peores momentos", cuentan fuentes cercanas citadas por la publicación. 

"Un rey no debe abdicar jamás", fueron las palabras de su padre

Sin embargo, 'Vanity Fair' apunta que sí ha habido quienes han sugerido al monarca la opción de retirarse y apoyar a su hijo, el príncipe Felipe, durante sus primeros años al frente del trono español. De esta manera, don Juan Carlos podría disfrutar de unos años sin la tensión ni exigencias que supone el trono y además en compañía de quien él mismo decidiera.

Precisamente en ese círculo de acompañantes podría no estar incluida la reina Sofía. "En el debate sobre la abdicación se habría llegado a plantear incluso, antes de que estallara el escándalo Urdangarin, la posibilidad de que don Juan Carlos y doña Sofía se divorciaran". Una decisión que supondría el final a un matrimonio que cumplió las bodas de oro en 2012 pero de las que no hubo celebración oficial.

¿Y el príncipe?

"El príncipe no se ha movido ni un milímetro", recalca otra fuente de la publicación, añadiendo que "ha estado calentando la banda por si fuera necesario" pero que la lealtad hacia su padre no se cuestiona bajo ningún concepto.

"El príncipe Felipe mantiene una completa lealtad hacia su padre"

Por otra parte, la abdicación del Rey parece algo prácticamente utópico teniendo en cuenta el respaldo que le ofrecen empresarios y aristócratas. Del Rey se señala su encarnación de la Marca España o su influencia en los países europeos y latinoamericanos. 

Diálogo

Don Juan Carlos se reúne semanalmente con el líder del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y con el líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Con ambos comparte un mismo mensaje: la necesidad de dialogar. 

Después de que el pasado mes de junio los dos grandes partidos políticos españoles alcanzaran por primera vez un pacto desde el inicio de la crisis económica, la postura favorable a la monarquía que mantiene el Partido Popular se ha hecho aún más consistente: "No podemos decir que lo ha propiciado, porque no figura hacerlo en sus competencias, pero sí que lo ha impulsado", manifestó Rajoy refiriéndose al citado pacto.

PP y PSOE muestran optimismo para lograr más acuerdos pero lo supeditan a la recuperación de don Juan Carlos

El optimismo hacia la Casa Real por parte de PP y PSOE es tal que incluso afirman que "habrá más acuerdos porque el Rey lleva toda la vida insistiendo que para solucionar los problemas hay que estar juntos", aunque la firma de nuevos acuerdos se verá supeditada a la recuperación del monarca.

"Juan Carlos necesita apoyo moral y que la gente le muestre su lealtad y respaldo para salir adelante", concluye otra de las fuentes incluidas por la publicación 'Vanity Fair'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba