Palito Dominguín, de 25 años, se ha ganado a pulso ser una de las concursantes preferidas de 'Supervivientes 2021'. Por ello, su expulsión causó una gran polémica y el enfado de muchos espectadores, incluido el de su propia familia, Lucía Dominguín. En las redes, algunos lo tacharon de "tongo".

Ahora Lucía Tristancho Dominguín, que es el nombre real de Palito, ha concedido una entrevista en la revista 'Lecturas' en la que ha hablado de su concurso, de su tío Miguel Bosé, de cómo le afectó la muerte de su hermana Bimba Bosé y ha desvelado que de pequeña sufrió maltrato psicológico.

Aunque en el reality siempre la hemos visto sonreír y disfrutar como la que más, ella misma ha confesado: "Lo he pasado muy mal en la vida".

Cuando murió mi hermana Bimba llegué a tocar fondo. Me culpé por no estar cerca de ella

La muerte de su hermana Bimba Bosé le marcó muchísimo y supuso un duro varapalo para ella. "Fue un hostión de la vida: o te vas para arriba o te hundes", ha señalado.

A la hermana de Palito le diagnosticaron cáncer de pecho en 2014, motivo que le llevó a pasar por el quirófano. Sin embargo, en el año 2018, la sobrina de Miguel Bosé y musa de David Delfín falleció. La joven de 25 años ha señalado al respecto: "Cuando yo nací Bimba tenía 21 años, y cuando ella falleció yo cumplí 21 también. Se cerró el ciclo".

"Bimba tenía una imagen muy dura, pero por dentro tenía una parte muy dulce. Yo tengo la parte dulce por fuera y la dura por dentro. Al morir Bimba yo estaba en Inglaterra estudiando mi carrera de Bellas Artes. Fue muy duro, me costó mucho seguir. Lloré mucho", ha confesado.

El hecho de que estuviera viviendo en otro país le provocó mucho sentimiento de culpabilidad. "Cuando murió mi hermana Bimba llegué a tocar fondo. Me culpé por no estar cerca durante su enfermedad. Hace poco me perdoné. Di un cambio drástico al fallecer mi hermana. Dije: ‘Me niego a estar triste, a perder mi vida estando mal, enfadada”, explica Palito en la entrevista.

Palito Dominguín habla de su paso por Supervivientes y de su vida personal
Palito Dominguín habla de su paso por Supervivientes y de su vida personal

Palito Dominguín habla de cómo es su relación con su tío Miguel Bosé

También le han preguntado por su relación con su tío Miguel Bosé. "A mi tío Miguel no lo veo. Hablamos por teléfono, nos felicitamos el cumpleaños. No estoy muy cercana a él. A los hijos de mi tío Miguel los he visto poquito, alguna vez los llamamos y hablamos por Skype. Veo más a los otros dos que están en Valencia, pero tampoco mucho”.

Respecto a si ha visto mucho o no a los hijos que tiene en común su tío con Nacho Palau ha declarado: "Los niños no venían a mis cumpleaños, y mi madre tenía que ir a recogerlos para que viniesen" ha explicado sin querer dar más detalles y entrar en polémicas familiares.

Palito también ha recordado la figura de su abuela, Lucía Bosé, con la que sí llegó a tener una relación mucho más estrecha y por la que no ha conseguido superar aún el vacío que dejó para ella en la familia. “Aún no he asimilado que mi abuela ya no está en carne viva. Me encantaba que me contara historias con Audrey Hepburn, Marilyn Monroe o Marlon Brando”, indica con nostalgia.

En el colegio sufrí maltrato psicológico

En cuanto a su vida personal, Palito ha desvelado otra etapa muy dura de su vida: “En el colegio sufrí maltrato psicológico. Me decían: ‘Esa es amiga tuya porque eres sobrina de Miguel Bosé’.

“He tenido muy mal carácter. De pequeña me llamaban la ‘morros’, estaba siempre cabreada”, ha señalado en la revista.

Su paso por 'Supervivientes'

Respecto a su experiencia en 'Supervivientes', está muy contenta: “¡Me han recibido con tanto amor que no me lo puedo creer!" y añade: "Aun pasándolo mal, me veo todo el rato sonriendo. ¡Estaba tan agradecida de estar ahí después de tanto tiempo sin trabajar!". Sin embargo, también pasó momentos muy difíciles: "No saber nada de mi familia, mentalmente fue muy difícil".

En la entrevista le han preguntado por el enfado de su familia. "Están enfadados. No solo mi familia, mucha gente dijo que era injusta mi expulsión. Mi salida no fue justa, todos nos merecíamos llegar hasta el final. La conexión que tengo con todos es brutal”.

Además, la joven ha confesado que otro de los aspectos positivos que se lleva tras participar en el reality , es que ha logrado acercar posturas con su hermano Olfo Bosé. “En Honduras he cambiado mi actitud con mi hermano Olfo. Antes no podía abrazarlo con mucho cariño, y ahora lo hago como si no hubiera un mañana”.