Mila Ximénez, de 68 años, se encuentra recibiendo un tratamiento experimental contra el cáncer de pulmón con metástasis, que le fue diagnosticado en junio de 2020.

Hace algunas semanas, Jorge Javier adelantó que la vuelta a la televisión de Mila Ximénez está cada vez más cerca. "La tendremos pronto por aquí. Ojalá porque la echamos de menos", manifestó con gran alegría.

A pesar del optimismo general, es más que probable que el regreso de Mila a su puesto de trabajo tenga que esperar aún, pues este martes la hemos visto visiblemente débil en su nueva visita al hospital.

Mila Ximénez, Belén Rodríguez y un amigo entrando al hospital este 18 de mayo de 2020

Lucha contra el cáncer

A finales de marzo, Mila Ximénez tuvo que ser ingresada de urgencia, provocando un gran susto entre sus familiares y amigos. Tras varios días en el hospital le dieron el alta y se marchó a casa, donde se encuentra luchando contra el cáncer de pulmón con metástasis que anunció ella misma antes del verano.

La última hora del estado de salud de Mila Ximénez

Un tratamiento experimental

El entorno de la colaboradora asegura que ella ha perdido bastante peso, que los huesos le duelen mucho, que no puede peinarse y que le cuesta mucho todo, recoge Informalia, por lo que de momento no se reincorporará al trabajo. El mismo medio afirma que "Mila está recibiendo un nuevo tratamiento experimental con el que pretenden parar el cáncer de pulmón con metástasis que le detectaron hace unos meses".

Tan pronto como el cáncer se detectó, Mila se puso en tratamiento, seis sesiones de quimioterapia y radioterapia, con las que lo pasó fatal, tal y como aseguró el pasado 2 de marzo en Sálvame: "Una de las últimas sesiones de quimioterapia ha sido muy dura. He estado un mes en la cama. Se ha complicado una de las zonas. (...) Después decidiré o no si sigo con el tratamiento porque no quiero seguir viviendo así. No vives. Ha sido horrible, me he asustado. Tengo mucha fuerza para cada vez me cuesta más sacarla".

Mila Ximénez y Belén Rodríguez este martes en el hospital

Muy arropada

La veterana comunicadora, exmujer de Manolo Santana, se encuentra acompañada siempre por su hermana Concha y su cuñado. Su hija Alba vuelve de Ámsterdam, Holanda, donde vive con su marido y sus dos hijos, Alexnader y Victoria, siempre que puede.

Las amigas y compañeras de Mila Ximénez están apoyándola en estos momentos tan complicados y no han parado de mandarle mensajes de ánimo en los últimos meses. También hemos podido ver a personas como Belén Esteban o Carmen Borrego, dedicándole palabras muy emotivas y cariñosas, acompañándolas de fotos con ella.

Mensaje de apoyo de Belén Esteban a Mila Ximénez

Cuando Mila Ximénez habló de su cáncer por primera vez

En julio de 2020, un mes después de que supiera que tenía cáncer, Mila Ximénez se sentó en el plató del 'Deluxe' para revelar los detalles de su enfermedad y de su tratamiento.

"Hay cánceres que están más aceptados en la sociedad, como el cáncer de mama. El cáncer de pulmón es un cáncer que tiene un nombre muy feo, se asocia a fumadores, aunque no necesariamente, yo me doy quimio con personas que no han fumado en la vida...", dijo en el programa. "Pero yo necesitaba aceptarlo, ponerle el nombre, y contar que es importante saber que un cáncer no es algo terminal en estos momentos", añadió.

La colaboradora narró que todo comenzó a raíz de unos fuertes dolores en la espalda. "Yo tengo el tumor más grande localizado en el pulmón, y a mí lo que me avisó fue el dolor de la costilla. En principio pensé que me había hecho un esguince", dijo. 

Le contó esto a Jorge Javier Vázquez y él la instó a hacerse una resonancia: "Me hice la resonancia y me dijeron que era una especie de artrosis degenerativa. Y un día estaba en casa, me llamó Teresa Campos, y no podía aguantar del dolor, y me dijo que fuese a la clínica La Luz", añadió. Ya en la consulta, le hicieron un TAC y descubrieron que tenía cáncer. Ella no podía creérselo.

Fue entonces cuando su oncóloga le dijo que el cáncer se había extendido a otros órganos. "Me dijo que era un tumor con metástasisahí me cagué. Está en los pulmones, en el hígado y más partes. Me han explicado que cuando un cáncer está localizado se le dispara y punto, pero a este no se le puede disparar. Me dijeron si no lo tienes en la cabeza todo va bien y si no lo tienes en los huesos también. Lo van a dormir para evitar que ramifique más, una zona está más complicada, pero a esa zona la estamos quemando. Se ha cogido a tiempo, si logramos que se duerma todo irá bien".

"Yo nunca imaginé que iba a tener esto", añadió Mila Ximénez entre lágrimas. "Yo sé que desequilibré a mi hija, que su vida se tambaleó".

Esperamos que se recupere pronto.