Ana Rosa Quintana ha cargado contra Pablo Iglesias, Pablo Echenique y Podemos por pedir el indulto del rapero español Pablo Hasel y defender la libertad de expresión frente a los disturbios y actos violentos que se están produciendo en Cataluña y Madrid tras su detención este martes en la Universidad de Lérida.

El cantante ha sido condenado a una pena de nueve meses de prisión por los delitos de "enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a instituciones estatales" por sus letras y mensajes en Twitter en los que ataca a la monarquía y a la policía.

Además la presentadora de 'El programa de Ana Rosa' ha estallado también contra el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos después de las palabras que pronunció este miércoles en el Congreso de los diputados en las que exigía "elementos de control democráticos" sobre los medios de comunicación debido que tienen "una gran influencia en la formación de la opinión pública".

"A mí me eligen cada día y a usted le nombró Sánchez como vicepresidente"

Quintana comenzó arremetiendo contra Pablo Echenique y los que defienden los actos de vandalismo. "Los radicales que protestan por la libertad de Hasél aseguran que defienden la libertad de expresión. Eso sí, quemando calles y saqueando comercios de ciudadanos arruinados por la pandemia. Podemos pide el indulto de una persona que defiende el asesinato y Echenique escribe en Twitter: 'mi apoyo a los jóvenes antifascistas que piden libertad de expresión en las calles mientras asegura que no hay libertad de expresión".

Después carga contra el líder de Podemos: "Iglesias exige en el Congreso la Mordaza para  los medios de comunicación críticos porque dice que tienen más poder que él. Él asegura que los ciudadanos no tienen ningún control democrático sobre la prensa y que a los políticos los elige el pueblo cada cuatro años".

Pablo Iglesias pide que le den los telediarios en el año 2013 para un acuerdo con el PSOE.

"No hay nada más democrático que un mando a distancia"

Ana Rosa le lanza un mensaje al vicepresidente segundo del Gobierno: "Señor Iglesias, a mí me eligen cada día, cada hora y cada minuto, porque no hay nada más democrático que el mando a distancia y a usted lo ha elegido como vicepresidente Pedro Sánchez. Si a nosotros no nos quisieran, no duraríamos ni un telediario. Los telediarios que reclamaba para usted. Esto es lo que decía en el 2013 poco antes de fundar Podemos".

La presentadora daba paso a un vídeo del año 2013 en el que Pablo Iglesias llamaba "traidores" a los miembros del PSOE, arremetía contra los medios de comunicación privados y decía que si un partido como el PSOE reclamaba su apoyo para poder formar Gobierno, exigiría poco menos que el control de la televisión pública.

Pablo Iglesias: "Dame los telediarios".

Iglesias tachó al PSOE de "traidores" y exigía controlar una televisión para llegar a un acuerdo

"El precio para que yo apoyara un terrible acuerdo de IU con los reformistas traidores pro troika del PSOE sería que pusieran en nuestras manos una televisión tomando como referencia pues lo que han hecho en Ecuador, Argentina y Venezuela. Por lo tanto, lo que ataca la libertad de expresión es que la mayor parte de los medios sean privados”, señaló en una conferencia en La Coruña.

"Para ti la consejería de turismo. Dame los telediarios"

En otro de los momentos indicó: "¿Consejería de Turismo? Para ti la consejería de turismo. Dame los telediarios, dame uno delos dos telediarios al día y tú te dedicas a gestionar los campos de golf en Andalucía que dan muchos puestos de trabajo".

Ana Rosa Quintana recuerda que Pablo Iglesias llamó "traidores" a los del PSOE.

"Lo que quiere es un ‘Aló, vicepresidente’, no se lo dan y eso le cabrea"

Ana Rosa retomaba tras ver los vídeos las palabras de Iglesias: "Ha llamado al PSOE traidor", señaló con ironía,.

Después le recordó sus orígenes y sus intervenciones en los medios de comunicación, gracias a los que se dio a conocer: "Dame a mí los telediarios, decía Podemos. Creció gracias a sus intervenciones como colaborador en estos medios que ahora quiere amordazar con un control democrático al estilo de Venezuela porque lo que quiere es un ‘Aló, vicepresidente’ y no se lo dan y eso le cabrea.