El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, condenó los disturbios de “extremada violencia” que se produjeron durante la noche de este miércoles y avisó a la “pandilla de indeseables” que provocaron numerosos desperfectos que “asumirán el pago de los correspondientes daños que hayan causado en la ciudad”.

El regidor madrileño señaló que desde el Consistorio madrileño harán balance de los daños provocados, tras una manifestación no autorizada en apoyo al rapero Pablo Hasel, y “ejerceremos las opciones judiciales correspondientes para reclamar todos esos daños a las personas que sean identificables que los hayan originado”.

Durante una entrevista en Telemadrid recogida por Servimedia, Almeida insistió en que el Ayuntamiento de Madrid “no se va a quedar de brazos cruzados, ni va a permitir que aquellos que hayan participado en estos incidentes no asuman el pago de los correspondientes daños que hayan causado en la ciudad”.

Por tanto, explicó que ejercerán las acciones judiciales y de reclamación que sean oportunas, aunque remarcó que “todavía hay que hacer valoración de los daños, pero todos hemos visto mobiliario urbano, como bancos, papeles, alcantarillas y adoquines, que han sido arrancados por esta pandilla de indeseables que ha actuado esta noche en la ciudad de Madrid”.

Ante esta situación, el regidor insistió en que los madrileños “tengan la tranquilidad que vamos a adoptar todas las acciones para que el que la ha hecho, la pague” y añadió que no quepa ninguna duda que su Ayuntamiento “no tiene ninguna complacencia ni tolerancia”. Por ello, recalcó que “quien la hace, la paga en la ciudad de Madrid y los que lo han hecho, lo van a pagar”.

Manifestantes se enfrentan a los agentes de la policía antidisturbios durante una marcha por la detención del rapero Pablo Hasel,.

Radicales de extrema izquierda

Preguntado por la juventud de los participantes en estos actos violentos y vandálicos, el alcalde de la capital los relacionó con “radicales antisistema de extrema izquierda” y lamentó que, para esa ideología, estos jóvenes “son su caldo de cultivo”. En este sentido, criticó “la manipulación de los jóvenes y la radicalización que se pretende de ellos, que al final desemboca en conductas de este tipo”.

El regidor aseguró que el conjunto de la sociedad y de la juventud española no se identifica con este tipo de conductas, pero recalcó que “debemos poner especial cuidado en la manipulación que, a través de estos radicales antisistema y de extrema izquierda, se produce en la juventud”.

Por ello, “para el mejor futuro de Madrid, de España y de la sociedad, no es bueno ver a estos jóvenes participar con esta violencia de esta manera, que obedece al manejo que se está haciendo de ellos y a la manipulación que les conduce a esta violencia”.

El alcalde aclaró que “no quiero decir que no sean responsables, porque cada uno es responsable de sus actos”, pero denunció que “determinados mensajes que se emiten desde determinadas plataformas y desde determinados partidos políticos no ayudan precisamente a que los jóvenes se comporten como deben hacerlo”.

Pide no dar aliento

El alcalde de Madrid celebró que si los disturbios ocurridos en el centro de la capital no fueron a más fue por la “extraordinaria profesionalidad” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con la Policía Nacional, que contó con el apoyo de Unidades de Antidisturbios de la Policía Municipal, a los que agradeció que “con su esfuerzo y su trabajo, evitaron disturbios que podrían haber sido mayores”.

En este sentido, Almeida comentó que, además de la profesionalidad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, “lo importante es que desde las instituciones y las fuerzas políticas demos una respuesta unánime a esta brutal violencia, demos una respuesta en la que no quepa la más mínima duda sobre nuestro compromiso con el mantenimiento del orden público, de la seguridad y la convivencia”.

En este punto, demandó que “todos los que tenemos responsabilidades no demos ni una sola palabra de aliento, y eso desgraciadamente no ha pasado, sino que, por el contrario, digamos que nos produce absoluto rechazo y repugnancia la actuación de estos radicales y estos antisistema en la ciudad de Madrid”.

“Es importante transmitir esa imagen, porque en Madrid no tiene cabida de ninguna manera actitudes y conductas como las que hemos visto en la capital y que han provocado sucesos de extremada violencia, que gracias a la profesionalidad de los agentes se ha evitado que fueran mayores”, aseveró el regidor.

Por último, informó que en el Pleno del Ayuntamiento de la capital que se celebrará el próximo martes llevarán una proposición de rechazo a la violencia que se ha producido en la ciudad de Madrid, que “estoy seguro de que contará con el consenso de todos los grupos municipales”.