Monumental lío con los test de antígenos del coronavirus en las farmacias. Mientras el Ministerio de Sanidad ha autorizado a Madrid a realizarlos en zonas de alta incidencia, Murcia, la otra comunidad autónoma que presentó una propuesta en la misma dirección, se queda atrás. El Ministerio admite que la región ha presentado un protocolo "muy trabajado y exquisito", sin embargo no le autoriza a la realización de esas pruebas rápidas en las boticas. Lo más sorprendente: según la Consejería de Salud de Murcia "a Madrid le han dicho lo mismo".

Este martes, la Consejería de Sanidad de Madrid y el Ministerio conseguían llegar a un acuerdo para que las farmacias madrileñas puedan realizar test de antígenos, aunque sólo en zonas con alta incidencia de contagios. Una petición que la sanidad madrileña llevaba semanas realizando.

Sin embargo, Murcia se ha quedado sin conseguir que su 'Propuesta para la puesta en marcha del Programa sanitario para la realización de test de antígenos en las oficinas de farmacia de la Región' salga adelante. Era, junto a Madrid, una de las comunidades que lo había solicitado. Otras, como Cataluña, también lo contemplaron, para finalmente descartarlo. Mientras, regiones como Euskadi, Castilla y León o La Rioja, ya dejaron claro que no entrarían en esa batalla.

Una noticia que ha causado un gran desconcierto tanto entre los farmacéuticos murcianos como en el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) que esperan, a lo largo del día de hoy, se aclare por qué se da luz verde a una comunidad y a otra no. 

Reuniones bilaterales

Según explican desde la Consejería de Salud de Murcia el mismo martes, al igual que con Madrid, se celebró una reunión técnica bilateral con el Ministerio que manifestó "no ser partidario de que las oficinas de farmacia realicen test de antígenos ni en población general, ni en contactos estrechos de positivos".

La Consejería de Salud explica que insistió en defender "un papel activo de las oficinas de farmacia para el diagnóstico durante la pandemia, y seguiremos trabajando de forma conjunta". Sanidad, por su parte, reconoció que la región ha presentado un protocolo "muy trabajado y exquisito", sin embargo "no autoriza por ahora la realización de test de antígenos".

Cuando Vozpópuli pregunta a la Consejería el motivo por el que, en Madrid, sí se autorizan las pruebas y no en Murcia, la respuesta es aún más confusa: "a Madrid le han dicho lo mismo". Este digital también ha trasladado esta cuestión al Ministerio de Sanidad. De momento, no ha obtenido respuesta. 

Desconcierto en Murcia

El protocolo murciano ha sido elaborado por técnicos de la Consejería y en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región (COFRM). Vozpópuli ha contactado con la entidad para conocer su posicionamiento sobre este asunto. La respuesta ha sido de absoluto desconcierto. 

El Colegio alude a la comunicación que la Consejería les ha hecho llegar sobre el encuentro con Sanidad en la que se señala que "han acordado seguir trabajando en los protocolos y avanzando para poder realizar las pruebas diagnósticas en farmacias, destinados a cribados específicos cuando se dé una alta incidencia". El Colegio entiende que esa respuesta que se ha dado a Murcia es "prácticamente idéntica" a la que se ha dado en Madrid por tanto no comprende porqué se habla de falta de autorización en el caso de Murcia. 

Tanto el colegio murciano como fuentes del Consejo General han mostrado a este digital su sorpresa por la diferente vara de medir en las dos comunidades y confían en que a lo largo de este miércoles, cuando Salvador Illa, y los consejeros autonómicos volverán a reunirse en un nuevo Consejo Interterritorial de Sanidad, se aborde esta cuestión y se pueda aclarar los motivos para que Sanidad haya dado luz verde a Madrid y haya puesto el semáforo en rojo en el caso de Murcia.

Los funcionarios, también beneficiados

La Consejería de Salud de Murcia remitió el pasado 27 de noviembre al Ministerio la propuesta de protocolo en las oficinas de farmacia, a fin de mejorar la detección precoz de la enfermedad y la reducción de la presión asistencial en hospitales y centros de Atención Primaria derivada de la realización de estos test "al posibilitar la accesibilidad a personas asintomáticas (contactos estrechos de pacientes positivos por PCR al SARS-Cov-2) derivados por el servicio público de salud y pertenecientes a las mutualidades MUFACE, ISFAS y MUGEJU, sin perjuicio de una ampliación a otros colectivos".

Según esta propuesta, cada botica dedicaría un tramo horario a la realización de las pruebas, que no coincida con el horario de atención al público. De esa manera, el personal que haya en la farmacia sólo sería aquel que vaya a realizar la prueba y los clientes que fueran a hacerse el test a la hora a la que se les haya citado.

A mediados del pasado mes de octubre, en plena segunda oleada del coronavirus, el Ministerio y las comunidades autónomas se lanzaron a las compras masivas de los test rápidos de antígenos para conocer la incidencia del virus en la población. Madrid ha sido una de las comunidades que mayor acopio de test ha realizado y que más los ha utilizado para hacer cribados entre la población de la comunidad