La Consejería de Sanidad madrileña y el ministerio de Salvador Illa han desbloqueado finalmente -y 18 días después de que lo solicitara formalmente el Gobierno madrileño- la posibilidad de que las farmacias puedan realizar test de antígenos en la región pero solo en zonas con alta incidencia de contagios.

El número dos de la Consejería de Sanidad madrileña, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, por parte del Ejecutivo madrileño, y la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, así como Fernando Simón por vídeoconferencia, han mantenido esta misma mañana una reunión a nivel técnico en la que, además de otras cuestiones sobre el estado de la pandemia, se ha abordado la petición de de la Comunidad de Madrid para la realización de pruebas de antígenos en las farmacias.

Finalmente, el ministerio -según informan fuentes de la Consejería madrileña- "se ha mostrado favorable a la realización de estas pruebas" pero las ha circunscrito al "ámbito de cribados poblacionales en zonas de alta incidencia".

Además, en la reunión los representantes del Ministerio de Sanidad solicitarán por escrito la aclaración de algunos detalles sobre el plan a la Consejería madrileña.

Las dos administraciones han acordado también mantener una nueva reunión técnica "en los próximos días" para desarrollar el protocolo que debe regir la realización de estas pruebas en farmacias en zonas con alta incidencia.

La reunión se ha producido después de que en la tarde de ayer, el vicepresidente madrileño Ignacio Aguado anunciara que esta tarde iba a mantener una reunión "clave" con el ministerio y con el único punto en el orden del día de los test de antígenos en las farmacias. Después, en su rueda de prensa habitual, Fernando Simón aseguró que esa reunión no tenía como objetivo ese tema, lo que causó sorpresa en Aguado.

Disputa con Ignacio Aguado

Además, la decisión de mantener la cita con Sanidad produjo un nuevo choque con sus socios del PP en el Gobierno regional, que aseguraban a Vozpópuli que se había hecho "al margen de los criterios" del consejero.

Fuentes oficiales de Ciudadanos aseguraban, sin embargo, que sí habían informado a la Consejería y que había sido esta quien había declinado confirmar a quién enviaría a la reunión.

Finalmente, la Consejería de Sanidad y el Ministerio han decidido anticiparse y mantener una reunión esta misma mañana en la que han adoptado desbloquear la posibilidad de la realización de los test en las boticas madrileñas siempre que sean en zonas de alta incidencia de contagios y que se faciliten por escritos nuevos detalles del protocolo que piensa adoptar la Comunidad de Madrid.