Caso Tándem

El juez acorrala a 'El Gordo' antes de decidir si lo envía a prisión por el 'caso Villarejo'

El magistrado Manuel García-Castellón constata "un incremento de los indicios existentes contra Enrique García Castaño, en cuanto integrante de la organización criminal" del excomisario

El  juez Manuel García Castellón, en 2006, recibiendo del ministro francés de Justicia, Pascal Clément, la Legión de Honor.
El juez Manuel García Castellón, en 2006, recibiendo del ministro francés de Justicia, Pascal Clément, la Legión de Honor. Efe.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García-Castellón, que en los próximos días tendrá que decidir si envía a prisión al comisario jubilado Enrique García Castaño, alias 'El Gordo'ha constatado "un incremento de los indicios existentes" de que este agente era uno de los integrantes de la "organización criminal" encabezada por el también excomisario José Manuel Villarejo, según consta en un auto de 1 de febrero.

En la resolución, el instructor accede a la petición de la Fiscalía anticorrupción, que le había reclamado que acumulara la investigación que se seguía de forma independiente contra El Gordo en la Audiencia Nacional en la principal del caso Tándem o Villarejo.

De esta forma, García-Castellón acorrala a García Castaño antes de que en los próximos días tenga que decidir sobre la petición de la acusación popular, que ejerce Podemos, de que se celebre la denominada 'vistilla' o comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en la que el instructor deberá decidir sobre si acuerda el ingreso en prisión de El Gordo, que ha reclamado la formación magenta.

Evitar la indefensión

García-Castellón suspendió el pasado 18 de enero la declaración de García Castaño, cuyo abogado había reclamado más días para poder conocer los indicios presuntamente delictivos que constan en el sumario contra su defendido. Una petición a la que accedió el instructor, que justificó su decisión para evitar una posible "indefensión" de El Gordo.

Sin embargo, Podemos ya había solicitado al juez la convocatoria de la 'vistilla', en la que tenía intención de reclamar cárcel para García Castaño. La Fiscalía anticorrupción apoyó la convocatoria de la misma, aunque no adelantó su posición sobre la petición de la acusación popular.

No obstante, la Fiscalía ya había reclamado el pasado 13 de julio al entonces magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, la prisión incondicional y sin fianza para García Castaño.

De Egea, que abandonó la Audiencia Nacional el pasado 31 de diciembre, y por tanto, la instrucción del 'caso Tándem', rechazó la petición del ministerio público.

Limitaciones para De Egea

Pero en el auto del pasado 1 de febrero, García-Castellón destaca las limitaciones que tuvo el juez De Egea en el conocimiento de la actividad presuntamente delictiva de 'El Gordo': "Se entendió entonces que la relación que pudieran tener las actividades desarrolladas fundamentalmente por el comisario García Castaño, eran de carácter ocasional y que no incidían en el objeto fundamental de la organización de José Manuel Villarejo", en prisión provisional desde noviembre de 2017.

Pero la investigación desarrollada desde entonces, recuerda el auto de 1 de febrero, ha mostrado que la colaboración desarrollada por El Gordo con el entramado de Cenyt, la matriz de las empresas de Villarejo, "presentó no sólo una asiduidad mayor", [...] sino que presentaba vínculos personales y materiales, con distribución de funciones entre unos y otros, y sobre todo con una permanencia en el tiempo que no sería explicable sino dentro de un marco colaborativo entre ambos investigados", indica el juez, en referencia a García Castaño y Villarejo.

La relación entre ambos, prosigue el auto de García-Castellón, es "incuestionable" en la pieza separada número siete del 'caso Tándem', denominada por los investigadores como 'Kitchen', en la que Villarejo habría espiado presuntamente al extesorero del PP Luis Bárcenas, a quién habría robado pruebas de la caja B de la formación política conservadora.

Sin control judicial

En concreto, el instructor destaca la relación "directa" de ambos investigados con quienes intervienen en el proyecto, principalmente el exchófer de Bárcenas Sergio Ríos Esgueva y el comisario Andrés Gómez Gordo: "Ambos reconocen haber intentado contactar con Sergio Ríos por diversos medios, ambos se involucran en el operativo, se interesan en el resultado del operativo y gestionan una información que nunca llegaría a ser judicializada", concluye García-Castellón.

"La colaboración prestada por García Castaño", prosigue el juez, "no cabe concretarla en hechos tangenciales a la causa principal". Y desde que el juez De Egea rechazó en agosto pasado incorporar la investigación sobre García Castaño al 'caso Villarejo', "el número de colaboraciones presuntamente ilegales detectadas por la investigación entre ambos comisarios se ha incrementado cuantitativa y cualitativamente", destaca el juez.

"La colaboración se presenta mucho más intensa de lo que se apreció en su día, reconociéndose una comunidad de objetivos, y un modus operandi muy semejante. De este modo, si la actividad desplegada en las piezas de Land y Iron, se referían a un apoyo logístico a la organización, en el caso del llamado proyecto 'Kitchen' esta colaboración por si sola presenta una coordinación en el tiempo que le sitúan muy próximos a la organización delictiva, pero que en todo caso cualquiera que sea su denominación determina necesariamente una investigación conjunta", concluye en el auto el magistrado.

El auto del instructor de la causa se conoce después de que los investigadores hayan detectado que Enrique García Castaño ha ingresado más de 600.000 euros en metálico en sus cuentas, una cantidad desorbitada para un policía, según explican fuentes del caso Tándem.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba