La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha acusado a la Moncloa de estar "presionando" a sectores económicos para que impugnen el nuevo decreto electoral que prevé aplazar las elecciones para el próximo 30 de mayo. "El PSC, PSOE y Moncloa están maniobrando para que alguien les haga el trabajo sucio", ha afirmado en rueda de prensa telemática.

De acuerdo con los independentistas, el PSC está haciendo "un triste papel" siendo el único partido que cuestiona la nueva fecha, el 30 de mayo, y no ha dudado en afirmar de que se trata de "un nuevo 155 para influir en la política catalana en vez de respetar los consensos políticos y mayoritarios".

Vilalta ha hablado de los nuevos recursos que se han presentado este lunes, como el de Lliga Democràtica y ha señalado, de forma velada, que tanto el PSC, PSOE como Moncloa estarían detrás de estas iniciativas, así como de las "presiones" para para sectores económicos, como la patronal catalana, Foment del Treball, presenten nuevos recursos.

"Hoy hemos visto cómo se impugnaban. Hemos visto el triste papel del PSC, PSOE y por extensión Moncloa donde han manifestado su posicionamiento en función de sus intereses electoralistas y partidistas y sacar el máximo rédito electoral", ha abundado.

ERC ha tildado de "incoherencias" las distintas posiciones que ha mantenido el PSC respecto a las elecciones. También ha criticado la actitud "cínica" de algunos ministros, y ha asegurado que "están utilizando su entorno para que se hagan los recursos contra esta nueva fecha electoral".

"Hemos visto cómo el PSC y PSOE está haciendo este triste papel. Primero defendieron que se tenían que celebrar el 14 de febrero, luego el ministro de justicia dijo que no había cobertura legal, luego plantearon una fecha alternativa... Estas incoherencias solo responde es que están poniendo delante sus intereses", ha concluido. 

Batalla electoral

Como avanzó Vozpópuli, el PSC fue el primero en poner sobre la mesa una posible impugnación si las elecciones se demoraban más allá de marzo, la fecha planteada por los socialistas para aplazar la votación. Fuentes de Moncloa explicaron que no ttenían previsto actuar por la vía del Constitucional y delegaban toda la responsabilidad en el PSC. 

ERC, no obstante, acusa al PSC de hacer un "triste papel" y esconderse detrás de otras entidades que sí han presentado sus recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), como son Lliga Democràtica o Federalistes d'Esquerres al tiempo que también presiona al entorno económico para elevar a la justicia nuevos recursos.