La Lliga Democràtica, que preside Astrid Barrrio, ha decidido recurrir en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) el decreto por el que se deja sin efecto la celebración de las elecciones del 14 de febrero a causa de la crisis sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, consideran de "extrema gravedad dejar sin efecto la convocatoria electoral, teniendo en cuenta la precariedad institucional que vive la Generalitat, sin presidente desde la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat y con un Govern absolutamente dividido".

"Acomodar la celebración de los comicios y la formación de un nuevo Govern a sus intereses electorales poniendo como excusa la pandemia es, en estas circunstancias, una enorme irresponsabilidad que ocasiona un agravio inasumible" al conjunto de catalanes y su economía, apuntan.