Cataluña La búsqueda del 'traidor' que votó en blanco arrasa en los corrillos del nuevo Parlament

No se habló de otra cosa en los pasillos del Parlamento catalán tras la votación para elegir al nuevo presidente de la cámara. ¿Quién pudo votar en blanco?, trataban de averiguar diputados y periodistas

El letrado mayor de la Cámara y los miembos de la Mesa de Edad verifican las votaciones.
El letrado mayor de la Cámara y los miembos de la Mesa de Edad verifican las votaciones. EFE/Quique García

Aún es una incógnita. Y los principales sospechosos niegan la mayor. La sesión constitutiva del nuevo Parlamento de Cataluña celebrada este miércoles tuvo dos protagonistas indiscutibles. Por un lado, el flamante presidente de la cámara, el joven republicano Roger Torrent. Por otro, el 'traidor' que votó en blanco y en contra de lo que estaba previsto. 

Las cuentas eran claras. 57 diputados del bloque denominado 'constitucionalista' por un lado (PSC, PP y Cs). 65 parlamentarios independentistas en el otro (JxCAT, ERC y CUP). En el medio, los ocho votos de los 'comunes', la formación donde se integra Podemos, que habían decidido votar en blanco para no favorecer a ninguno de los dos candidatos propuestos. 

Cuando el presidente de la Mesa de Edad -el órgano encargado de dirigir la sesión- expuso en voz alta el recuento de las papeletas, los números no cuadraban. Sobraba un voto en blanco y nadie sabía a quién correspondía. Un despistado, tal vez. Difícil equivocarse con la papeleta, pues no había que apretar ningún botón.

El sufragio debía repetirse para conseguir la victoria por mayoría simple, ante la ausencia de mayoría absoluta (68 diputados) -los cinco exmiembros del Govern huidos en Bélgica habían renunciado a delegar su voto-. El recuento fue el mismo y saltaron todas las alarmas. Había un diputado desleal en las filas del bloque constitucional escondido tras el carácter secreto del voto. Y no tenía ningún sentido que fuera de Ciudadanos. 

Las dos teorías

Desde el PSC se apresuraron a negar mediante los canales de prensa que el doble voto en blanco hubiese salido de sus filas. Ramón Espadaler, el diputado de Units Per Avançar que Miquel Iceta incorporó a su candidatura para atraerse el voto nacionalista, era el principal señalado. A través de su cuenta en Twitter, él mismo aplacó las especulaciones. "Cuando llegue el caso de tener que votar de forma diferenciada a los socialistas (cosa que tarde o temprano pasará) no lo haremos a escondidas, sino abiertamente y explicando las razones", sentenció.

El otro grupo con razones para hacer algo así era el PP, muy enfadado con Cs por no prestarles un diputado

Si no había sido él, el otro grupo con razones para hacer algo semejante sólo podía ser el PP. Los cuatro diputados populares están profundamente enfadados con Ciudadanos, que se ha negado a prestarles un escaño para que puedan formar un grupo parlamentario propio y consigan salir del Grupo Mixto. Deberán compartirlo con los antisistema de la CUP

El diputado Santi Rodríguez desmontaba en rueda de prensa la teoría de la venganza. Se escudaba en que no existía un acuerdo entre PP y Cs para apoyar al candidato naranja, José María Espejo-Saavedra, sino que fueron los propios populares los que se ofrecieron a apoyarle. ¿Por qué iban a traicionarles entonces? 

Una sesión atípica

La pregunta inundó todos los corrillos de una sesión que inauguró la XII Legislatura en la cámara catalana. Una jornada muy alejada de la tensión vivida en los últimos meses durante los plenos de la independencia y de la proclamación de la república pero marcada por la ausencia de los diputados independentistas encarcelados y de los huidos a Bruselas junto al expresidente Carles Puigdemont

Frente al discurso del presidente de la mesa de edad, Ernest Maragall, que se ganó los reproches de los grupos de la oposición por su carácter "partidista", el tono moderado del discurso del nuevo presidente de la Cámara, sirvió para cosechar elogios del PSC e incluso del PP. Torrent pidió "restituir plenamente" y "lo antes posible" el conjunto de instituciones, aunque sin nombrar en ningún momento a la república catalana ni el referéndum del 1 de octubre. Esto generó un enfado monumental de los antisistema de la CUP. 

El tono moderado del recién elegido como presidente de la Cámara sirvió para cosechar elogios del PSC e incluso del PP

Por lo pronto, el nuevo presidente de la institución comienza este jueves su ronda de contactos con los grupos y reunirá a la nueva Mesa del Parlament a las 11:30 horas para que sus siete miembros entren en contacto, se repartan los despachos y acuerden un calendario de reuniones. Tendrán que fijar día y hora para su encuentro semanal. En el horizonte de diez días tiene la posible investidura de Puigdemont, cuya fórmula se apresuran a negociar ERC y JxCAT

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba