Congreso del PSOE

"Ni yo le he pedido nada a Pedro ni él me ha ofrecido nada"

El 'retiro' andaluz de Susana Díaz y la decisión de Javier Fernández de no abrir el 39 Congreso simboliza la determinación de los barones críticos de 'dejar hacer' al líder del PSOE... hasta las próximas elecciones.

La presidenta andaluza, Susana Díaz
La presidenta andaluza, Susana Díaz Julio Muñoz

"Ni yo le he pedido nada a Pedro ni él me ha ofrecido nada", es la frase que más repite Susana Díaz desde que habló por teléfono con el secretario general electo, el pasado viernes, según reconocen a Vozpópuli sus colaboradores. ¿Significa eso que Sánchez va a poder sacar del 39 Congreso del PSOE la Ejecutiva que quiere?¿Va a poder rodearse de sus fieles? "Absolutamente". La respuesta del entorno de la presidenta andaluza no deja lugar a dudas.

Díaz no es Patxi López, que está sopesando la oferta de Sánchez de integrarse en un puesto de relevancia, posiblemente ligado a la política territorial de los socialistas; ella no lo necesita y, además, podría ser contraproducente en su renovado deseo de "centrarse en Andalucía" y ganar sus segundas elecciones autonómicas, que, cree, es como mejor puede ayudar a su partido en estos momentos.

Este aparente alejamiento de Ferraz por parte de la presidenta andaluza es común a los otros barones derrotadosen estas primarias, como el presidente de la gestora y del Principado de Asturias, Javier Fernández, quien ha decidido quitarse de enmedio y no pronunciar el discurso de apertura del 39 Congreso; igual que tampoco Eduardo Madina y José Carlos Díez defenderán la ponencia oficial de la gestora.

Javier Fernández no ha querido presentar a Sánchez en el 39 Congreso porque le ha cambiado "hasta aspectos técnicos" ya decididos

En el caso de Fernández, a la victoria de Sánchez se une también un fuerte disgusto por cómo el equipo de Sánchez está empeñado en cambiar "hasta en aspectos técnicos" todo el plan del congreso que había desarrollado la gestora, resaltan fuentes socialistas a este periódico.

Ninguno comparte, por supuesto, el modelo de partido al que la victoria de Sánchez aboca al PSOE; Tampoco el presidente de la gestora y del Principado de Asturias, Javier Fernández, o el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page que, como Díaz, habló tres días antes que ella -el martes- por teléfono con Sánchez y han quedado para verse "más adelante".  

Todos están convencidos de que la única forma de "enderezar" el PSOE será dejar que pase el tiempo y que la militancia socialista, "muy radicalizada, mucho más que nuestro votante", vea lo contraproducente de embarcarse en una política tan a la izquierda y con un partido cesarista en el que el líder solo rinda cuentas ante la militancia.

La única forma de "enderezar" el PSOE será que la militancia socialista, vea lo contraproducente de embarcarse en una política tan a la izquierda

Lo único que le ha pedido la presidenta andaluza al madrileño es "respeto" por los presidentes regionales y por los ex presidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, que siguen guardando silencio sobre su presencial finalmente en la clausura del 39 Congreso del PSOE, lo mismo que el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba.

Sánchez ha decidido telefonearles para que participen en la clausura del cónclave socialista porque sabe que necesita la imagen de la "unidad" después de la dura refriega de las primarias, que ha dividido al partido en dos, con ellos en el bando perdedor.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba