Política

El PP y Ciudadanos convierten las Cámaras en un 'ring' para librar sus batallas

El desfile de 'rebotados' de Cs por el Senado termina con la paciencia de los 'naranjas' que encuentran en el Congreso el espacio más adecuado para urdir su revancha: apoyar la comparecencia de Granados en la comisión de investigación que bucea en las cuentas populares

Mariano Rajoy y Albert Rivera.
Mariano Rajoy y Albert Rivera. Efe

Afortunados en el juego de la investidura, pero cada vez más desgraciados en sus relaciones. El pacto entre el PP y Ciudadanos que llevó a Mariano Rajoy a renovar como inquilino en Moncloa se enfría a medida que se acercan las elecciones municipales y autonómicas del próximo año. "Congelado", apuntan los 'naranjas'. Quienes en su día se presentaban como "socios" mantienen hoy una guerra por dominar al electorado de centro-derecha en la que solo parece salvarse el mueble del 155, una lucha entre partidos que han trasladado a las Cámaras.

Ambos utilizan las comisiones de investigación sobre la financiación de partidos en Congreso y Senado para invitar a comparecer a quienes más pueden denostar la imagen de sus adversarios

Ambas formaciones han convertido Congreso y Senado en una suerte de 'rings' donde librar sus batallas y no dudan en utilizar las comisiones de investigación sobre la financiación de partidos para invitar a quienes más bombo mediático pueden dar sobre las supuestas irregularidades en las cuentas de sus contrincantes. Aunque no aporten pruebas de todo cuanto denuncian.

Pese a la resistencia inicial, los populares se vieron forzados a apoyar la creación de una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados destinada a estudiar su presunta financiación irregular, un foro que terminó constituyéndose el 11 de mayo del año pasado y que encontró contestación en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta. Con el único apoyo de Convergència, el PP aprobó la creación de una comisión de investigación sobre la financiación de todos los partidos políticos, que se constituyó en 6 de junio y la que terminaron por abandonar PSOE, Podemos, ERC y Ciudadanos al tacharla de "farsa". 

Sesiones monográficas: Cs

Sin embargo, las sesiones de esta comisión en la Cámara Alta se han reactivado esta semana apuntando a las finanzas de un único partido: Ciudadanos. Para contrarrestar los constantes ataques a sus cuentas por parte de Rivera y los suyos, los populares han llamado a comparecer este jueves a los representantes de la 'Plataforma por las Garantías Ciudadanas', una asociación compuesta por ex militantes y ex afiliados que denuncian el uso del dinero público de los grupos municipales para financiar las campañas y contratos de personal del partido.

Durante la monográfica sesión, el PP tampoco dudó en interrogar a los comparecientes sobre el contrato de alquiler de su sede en Madrid y, según pudo conocer este diario, los populares también pondrán en la diana otras sedes a lo largo de todo el territorio nacional, como la de Huelva, donde apuntan a que el arrendamiento y las reformas se hicieron con dinero de la Diputación.

El desfile de 'rebotados' por el Senado terminó con la paciencia de Cs y encontró en la comisión de investigación que bucea en las cuentas del PP en el Congreso el espacio más adecuado para urdir su revancha

Además de a Inmaculada Sánchez Ruiz y de Alberto Ganga, que son respectivamente presidenta y abogado de la plataforma, el PP invitó a la comisión al concejal de Unión por Leganés Carlos Delgado Pulido, autor del libro 'Rivera es un lagarto V', que hace referencia a la famosa serie de ciencia ficción de los 80. Según Delgado, Ciudadanos habría recibido entre dos y tres millones de euros para sufragar su campaña al Parlamento Europeo en 2009, un asunto que, en palabras del edil, "huele a Gürtel por todos los lados". 

El desfile de 'rebotados' por el Senado terminó con la paciencia de Cs y a última hora de la tarde del jueves encontró en la comisión de investigación que bucea en las cuentas del PP a instancias del Congreso el espacio más adecuado para urdir su revancha. Así, la formación naranja pidió la comparecencia del exconsejero madrileño Francisco Granados, pese a que ya estaba prevista por iniciativa de otros grupos parlamentarios. Rivera quería dejar constancia de que su partido también exigía que el principal imputado por el caso Púnica explicase "su relación con Rajoy", apuntando directamente al presidente del Gobierno.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba